Información sobre vivienda y economía

Ideas de decoración: Pon tu casa a examen y elige la distribución que más te conviene

Fluidlab architektur Design
Fluidlab architektur Design
Autor: houzz

Con la entrada del nuevo curso, te puedes llegar a plantear un cambio de cara en tu casa. Una reforma te permite proyectar nuevos espacios a medida. Incorpora estas propuestas actuales a tu forma de vida y elige la que mejor se adapte.

1. En la casa: concepto abierto ¿sí o no?

Pensada para sacar el máximo partido a la superficie y a la luz natural, este tipo de distribución es idónea si se busca un único ambiente para cocina, comedor y estar. 

¿Cuándo conviene una distribución de concepto abierto?

  • Si tu casa es pequeña es una buena opción para darle un toque personal y vivir con mayor calidad espacial, con la cocina compartiendo espacio con los ambientes de la casa mejor ubicados, con ventanas grandes e, incluso, con vistas y balcón. También es una solución que elimina las trabas de las plantas irregulares.
  • Si quieres actualizar la imagen de una vivienda muy compartimentada. Al empezar de cero, proyectar una distribución de concepto abierto supondrá más espacio de uso.
  • Para rentabilizar la única fachada con luz natural que hay en la casa. Si este es tu caso, toca hacer una distribución despejada que no ponga obstáculos al recorrido de la luz.

¿Cuándo NO conviene una distribución de concepto abierto?

  • No conviene si se quiere tener la cocina independiente o se necesita un espacio separado para comer; por ejemplo, porque la familia tiene distintos horarios. La alternativa al concepto abierto sería contar con una cocina-comedor.
  • Tampoco es conveniente si tu casa tiene muros de carga difíciles de suprimir. En ese caso, puedes hacer una distribución intercomunicada con vanos adintelados, por ejemplo.

Conclusión: el concepto abierto aporta flexibilidad porque, entre otras cosas, permite variar la posición de los muebles como más convenga. Para quienes prefieran separación, existe la solución intermedia: cerramientos de vidrio.

2. La cocina con isla

Antiguamente, la cocina estaba desconectada de las zonas sociales de la casa. Ahora, se busca que la casa sea práctica. Por eso, primero, la cocina se distribuye dentro de la zona de día; y, segundo, se busca que tenga una comunicación fluida con el resto de los espacios del hogar. Para lograr ambos objetivos, se emplea la isla o la península.

¿Cuándo conviene una distribución de la cocina con isla o península?

  • Te conviene si sustituyes los tabiques de la cocina por una península, creando una separación visual que además dará más usos al estar, como barra de comidas, bar o zona de trabajo.
  • Te conviene, si tienes una cocina amplia que tiene un espacio central desaprovechado. La puedes colocar en sustitución de la mesa: ampliarás tu espacio de almacenamiento sin perder su función como lugar para comer.

Conclusión: la isla permite separar la cocina del área de estar, siendo posible usar un mismo estilo decorativo.

3. El dormitorio en-suite

El dormitorio principal adquiere protagonismo en las distribuciones actuales. Principalmente, se busca que no sea tan previsible y que tenga vestidor y baño privado.

¿Cuándo conviene una distribución con el dormitorio en-suite?

  • Es una actualización necesaria en casi todos los casos. Porque aunque dediques la superficie mínima para la cama, al incorporarle un vestidor y un baño por pequeño que sea, los beneficios se traducen en privacidad, orden y comodidad.

Conclusión: es una distribución que se plantea como un paquete funcional, para que el dormitorio sea como una suite de hotel. Anexa pasillos o habitaciones inutilizadas para ganar metros para el vestidos y aseo –puedes instalar el lavabo en un rincón del dormitorio.

4. Potenciar la luz natural y la comunicación con el exterior

Estos son dos de los objetivos prioritarios de las distribuciones actuales. Captar toda la luz que se pueda conlleva un estudio de las orientaciones, el clima y las condiciones particulares de la vivienda. Al tener más aberturas, la comunicación con el exterior es más fluida y sirve para ampliar visualmente tu interior.

¿Cuándo conviene una distribución que potencie la luz natural y la comunicación con el exterior?

  • Si tienes una terraza o un patio que puedes integrar visualmente en el interior por medio de ventanales.
  • Si tienes posibilidad de intervenir en la cubierta: podrás llevar luz a cajas de escalera y pasillos, además de emplearla como ventilación natural.

Conclusión: la luz natural es una herramienta de diseño muy potente. Se nutre de los materiales en los que se refleja, por eso relucen los ambientes en los que predomina la madera y los colores claros.

Otras noticias en Houzz: