Información sobre vivienda y economía

Ideas de decoración: Objetos 'vintage' para renovar tu casa por menos de 99 euros

Alfredo Arias photo
Alfredo Arias photo
Autor: houzz

La decoración vintage sigue estando de moda con el paso de los años y no resulta extraño encontrar un punto retro en algún detalle de la casa. Desde la famosa camara Polaroid, platos de porcelana, un ordenador Macintosh o una radio antigua, os presentamos nueve objetos que darán un nuevo aire a tu hogar por muy poco dinero. Así puedes decorar tu casa con objetos retro.

Sonia TocToc Vintage

La Olivetti

Las máquinas de escribir son portadoras de un estilo intelectual y romántico que también –y tan bien– encaja en los ambientes actuales. Esta la encontramos en la zona de trabajo de la bloguera Sonia Sanz, describiendo su impronta periodística –antes de abrir el exitoso blog Toc toc vintage, trabajó en radio deportiva. Fue comprada en Les Encants de Barcelona y es uno de sus objetos fetiche.

 

Un teléfono de estilo setentero

Aunque los móviles reinan a sus anchas, el estilazo de los teléfonos de los años 70 es innegable. En la casa de los hermanos responsables del blog de estilo de vida Nachouve, en la mesita de salón (foto principal a la izquierda), conviven objetos de distintas generaciones, entre ellos, el antiguo teléfono que había en su casa de Ciudad Real cuando eran pequeños.

 

Una colección de platos de porcelana

Ha vuelto el ganchillo, las vajillas antiguas… y, sí, también los platos de porcelana. ¿Recuerdas esos con dibujos de fruta o peces de la casa de tu abuela? Si quieres dar algo de vida a una pared desnuda y no te apetece caer en lo habitual con cuadros o láminas, esta es una solución muy original. Elige una distribución geométrica y, si la pared es blanca, opta por platos de un color que destaque.

 

Un cartel antiguo

Por su tipografía y estilo rompen con la decoración convencional y aportan un aire retro. Puede que tengas que restaurarlos, pero al final, tendrás una pieza de coleccionista en el salón. Busca uno como el que encontramos en el hogar de Sonia Pérez- Català y Luis Parra, fundadores de Antique Boutique, en mercadillos, tiendas de antigüedades o ferias de desembalaje. “Lo tiraron el primer día que pasamos de la peseta al euro”, contaba Sonia sobre una pieza que, sin esperarlo, tiene valor histórico. Otra opción es colocar matrículas antiguas, carteles de metal y señales de tráfico en tu casa.

 

Una cámara de fotos antigua

Con un lenguaje propio, bonitas y con un muy look particular, son perfectas para decorar una estantería, la biblioteca o el escritorio. Si te has hecho con varias, lúcelas por épocas, modelos o formato.

 

… y la Polaroid

A Fernando Abellanas, fundador de la firma de diseño de lámparas y mobiliario Lebrel, le gustan los objetos antiguos de todo tipo. Piezas que, a pesar de haber sido fabricadas de manera industrial, “tienen una sencillez increíble en su diseño y mecanismos”, cuenta. La fotografía como concepto le sirve también para definir una filosofía de vida: “Temo llegar a olvidar personas, proyectos o aventuras. Por eso compro cámaras en rastros, y en especial Polaroid, por su poder de captar la inmediatez en aquellos tiempos en que todo iba mucho más lento”. Su increíble colección tiene un lugar privilegiado en su casa de Valencia.

 

Un mapamundi

Hacer de tu hogar un sitio acogedor y, a la vez, muy internacional es fácil. Lo sabe bien el editor de contenidos de moda en Rtve.es, Rafael Muñoz. Una de las piezas estrella de su casa de Madrid es este mapa: “Me encantan los colores verdosos y los marcos, tan retro”, dice. Haz como este experto en moda y utiliza un mapamundi como si fuera un cuadro, en el salón o en la pared de la cama.

 

Una radio antigua

Es un objeto entrañable y único en la decoración; también, si funciona, ¡muy útil! La diseñadora de joyas Valentina Falchi tiene varias en su casa de Barcelona, una buena excusa para recordar cada día sus raíces italianas: “Le tengo especial cariño a las dos radios antiguas que pertenecieron a mi abuelo y a mi tío”, contaba. No renuncies a utilizar estos objetos singulares para decorar una cocina o, como Valentina, para ese rincón especial lleno de buenos recuerdos.

 

Un ordenador Macintosh

Una de las sorpresas de la visita de Houzz a la casa del diseñador industrial Pedro Ochando, del estudio PerezOchando, fue precisamente la ausencia de piezas de diseño y la abundancia de detalles vintage: “Como estamos trabajando todo el día en el diseño de muebles, prefiero cosas que no conozco, de las que no tengo una referencia”. Suele comprar en mercadillos o, incluso, coger piezas que ha encontrado en la calle y restaurar. En su dormitorio, impacta un antiguo ordenador Macintosh del año 1990 que encontró en la calle. Podrás comprar uno similar a buen precio… otra cosa es que funcione.

Otras noticias en Houzz: