Información sobre vivienda y economía

Cocina: tres elementos a reformar para que luzca como nueva

Proyecto: Badalona Gres SL / Houzz
Proyecto: Badalona Gres SL / Houzz
Autor: houzz

El mobiliario, la encimera y el salpicadero definen el estilo de una cocina. Si vas a hacer reformas, no dudes en cambiarlos para darle a la cocina el estilo que mejor vaya contigo.

Muebles de cocina

Según varios expertos en instalación de cocinas consultados por Houzz, los muebles suelen llevarse al menos un 35 % del presupuesto de la reforma de la cocina. En todo caso, es también la parte más visible y la que define su estilo decorativo. De hecho, el resto de los accesorios y los electrodomésticos irán a juego con los frentes de los armarios de cocina. Como consejo, prescinde de los herrajes y apuesta por aperturas tipo ‘push’ para darle un aspecto contemporáneo al espacio.

Proyecto: Artea Sukaldeak

Encimera de cocina

Al elegir la encimera es importante preguntarse qué estilo de cocina quieres y con qué frecuencia la vas a usar. Tus respuestas definirán aspectos como la distribución, tamaño y mantenimiento de la encimera y, en consecuencia, el material que mejor va contigo. Quizá mezclar dos materiales te pueda parecer a priori extraño, pero es una buena manera de definir ambientes distintos y ordenar el espacio visualmente. En general, el cuarzo sintético y el granito, además del mármol, son las elecciones más populares. Grosso modo, el rango de precios oscila entre los 100 y los 350 € por metro lineal.

El salpicadero 

El salpicadero es ese trozo de pared frente al fregadero y a las placas de cocina que suele tener entre 45 y 65 centímetros de altura… ¡y se ensucia cada vez que cocinamos! No hace falta decir que se trata de una zona importante de la cocina; no solo por su aspecto funcional y técnico –debe ser resistente al calor y fácil de limpiar–, sino porque contribuye a definir la estética del espacio. Entre las opciones más interesantes están el acero, la piedra natural y el vidrio. Otras posibilidades más baratas son la pintura lavable o el azulejo, que es muy resistente y fácil de mantener, aunque nuestro consejo es recurrir a los azulejos rectificados, que no necesitan juntas. Un enlucido de hormigón pulido o la pizarra tampoco son malas opciones.

 
Consulta la Revista Houzz España y encuentra información, ideas e inspiración para tu próxima reforma.