Información sobre vivienda y economía

Dale un nuevo aire a tu casa decorando las paredes

Pixabay
Pixabay
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

Te gusta mucho tu casa aunque te gustaría redecorarla, darle otra imagen, una vuelta… un aire diferente, en definitiva. Pero el presupuesto aprieta y no dispones de grandes sumas de dinero para ello. Tranquilo, que te lo vamos a poner fácil: ni obras, ni inversión en nuevos muebles… Basta cambiar ligeramente un elemento que tienes en casa y que pocas veces reparas en él: las paredes.

Sí, con pequeños cambios en las paredes puedes conseguir que tu casa parezca otra. Te contamos algunas alternativas de bajo coste:

Espejos

Los cuadros y las láminas están muy bien, pero si quieres dar más luz a tu casa, la clave está en los espejos porque reflejan la luz exterior. Ponlos cerca de las ventanas y ganarás luminosidad en la estancia. Si no quieres colgarlos en la pared, siempre puedes ponerlos apoyados en algún mueble.

Pixabay
Pixabay

Papel

El papel no ha muerto: si quieres cambiar una habitación, nada mejor que empapelar. Los hay además de todo tipo: por ejemplo, en el cabecero de tu cama puedes poner un papel con motivos de árboles grises. Es llamativo pero no te acabará cansando. Ojo con los estampados que elijas porque si son muy potentes, te darán sensación de que el espacio es más pequeño.

Molduras

Las molduras de poliestireno se pegan a la pared (tienen que ser paredes que no tengan gotelé) con adhesivo. Si quieres un cambio, basta con dar una mano de pintura color blanco a la pared. Mide y corta las molduras con un cúter, marca los entrepaños y pégalas bien alineadas. Deja secar y finalmente, aplica otra mano de pintura. También hay papeles pintados que imitan molduras, rosetones… Es una alternativa más sencilla a la anterior, sin duda.

Pixabay
Pixabay

Murales

También está la opción de tener un mural por encargo, hay muchos artistas que los pintan y no son tan caros como puedas pensar. Si eres un manitas, puedes probar a hacerlo tú. Solo necesitarás plantillas y pinceles: fijas las plantillas con adhesivo temporal, aplicas la pintura acrílica y para finalizar, marcas los reflejos y las sombras con un pincel de acuarela. Te permitirá crear ambientes únicos.

Baldas

Puedes dar un toque a tus baldas y a tu pared si las eliges del mismo color que la pared: serán baldas camufladas. También puedes comprar cajas de madera natural y pintarlas de los colores que más te gusten. Luego bastará con colocarlas en la pared que desees.

Vinilos

Es una de las soluciones más rápidas y menos farragosas si lo tuyo no son las manualidades. En unos minutos, ¡tendrás otra pared completamente distinta! También, para colocarlos, necesitarás que la pared no tenga gotelé y que la pintura esté en buen estado. Un consejo: antes de pegarlo, vaporiza la pared y la cara adhesiva con agua y un poco de jabón, así evitarás que queden burbujas. Y cuando te canses, bastará con quitarlo porque además, no dejan marca.