Información sobre vivienda y economía

Menos paro, más salario, pero pisos más caros… Nos espera un 2018 lleno de contradicciones

Gtres
Gtres
Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

Los españoles no se pueden quejar. Las previsiones sobre 2017 se cumplieron. A falta del cierre del año y de los datos definitivos, todo indica que la economía creció a un ritmo superior al 3%, muy por encima de la UE. Pero, ¿qué pasará en 2018? Será un poco contradictorio porque habrá menos paro, pero la economía crecerá menos. También subirán los salarios, pero los pisos aún más. He aquí en panorama.

1. Paro

La cifra de paro (EPA) que conoceremos en las próximas semanas mostrará que estamos por el 16%, casi dos puntos por debajo de 2016. El ministerio de Economía afirma además que este año se seguirá creando empleo a un buen ritmo: unos 400.000 puestos. El año puede terminar con un desempleo del 14%. No está mal, pero aun lejos del 7% previo a la crisis.

2. PIB

Es difícil que se llegue a superar la velocidad de crucero desde 2015, en la que la economía ha estado subiendo a un ritmo de más del 3%. Casi todas los servicios de estudios pronostican para 2018 una cifra alrededor del 2,5% (con una media inferior en Cataluña). Sin embargo, tenemos que recordar que en los dos pasados años, esos mismos servicios de estudios fueron muy tacaños en sus previsiones sobre España y al final tuvieron que rectificar y aumentar sus previsiones.

3. Salarios

En 2016, el salario mínimo creció un 8% hasta los 707 euros mensuales. El gobierno acaba de firmar un acuerdo con la patronal y los sindicatos para seguir subiendo el SMI. En 2018 la subida será del 4%. La idea es que en 2020 el SMI sea 850 euros al mes. Solo hay dos condiciones: que la economía crezca un 2,5% y que se creen más de 400.000 empleos. Lo esperable es que las empresas se contagien de ese espíritu y empiecen a subir los salarios en general en 2018.

4. Euríbor

Los departamentos de análisis de los bancos afirman que no habrá grandes cambios en este índice tan importante para las hipotecas. “Hasta un rango de -0,20% y 0,2%”, afirma Bankinter. Por su parte, BBVA Research anuncia una ligera subida del euríbor, sobre todo coincidiendo con una previsible subida del tipos del BCE a finales de 2018. El euríbor ha registrado una media mensual en diciembre negativa de -0,191%.

5. Hipotecas

Un euríbor bajo es buena noticia para los clientes, pero no para los bancos, los cuales se quedan sin margen financiero. Para contrarrestarlo, conceden cada vez menos hipotecas fijas, e imponen las variables, esperando una subida de tipos. También imponen cada vez más comisiones y condiciones en los créditos hipotecarios. En los últimos 12 meses se han concedido en España más de 320.000 hipotecas, lo cual nos acerca a un nivel medio aceptable (aunque no la locura de las más de 1.700.000 en 2007 sobre fincas rústicas y urbanas, según el INE).

6. Vivienda

En las grandes ciudades españolas o en las más turísticas, la vivienda se ha convertido en una pesadilla. Para los inversores, es un buen negocio porque el ladrillo se sigue revalorizando: en Palma, la subida anual ha estado cercana al 30% en la vivienda de segunda mano, según los datos de idealista. En Madrid, la subida ha sido del 12,5%. Pero para las parejas jóvenes, es un sueño cada vez más difícil porque no pueden afrontar esas subidas, salvo que se trasladen a vivir a ciudades donde la vivienda no crece sino cae, como en Soria, Ávila o Salamanca. La vivienda nueva tiene un problema: no hay mucha disponible, con lo cual los precios son aún mayores. Según el INE, la compraventa de viviendas en España supera las 400.000 unidades al año, pero solo el 10% es obra nueva.

7. Turismo

Es la gran industria nacional. Según Funcas, en 2017 entraron 81,5 millones de turistas, los cuales se dejaron más de 87.000 millones de euros, un 12% más. ¿Y en 2018? Lo único que puede afectar la llegada de turistas es el impacto del soberanismo radical en Cataluña y en el resto del país. Las cifras concretas de ese impacto en 2017 las sabremos en pocas semanas, y solo entonces se podrán hacer proyecciones serias. Pero aun así, los expertos miran 2018 como otro año récord.

8. IPC

La inflación no parece ser motivo de preocupación del Gobierno ni de los servicios de estudios. Para 2018 se espera que sea más o menos como este año, un 1,4%. Sin embargo, hay que poner un ojo en el precio del petróleo, que es uno de los factores que más influye: parece que se mantendrá en la banda de los 60-70 dólares. Esa banda es la más alta de los últimos dos años y tiene tendencia a subir.