Información sobre vivienda y economía

Ahorro privado y público, el modelo mixto para afrontar la jubilación

Autor: Redacción

Artículo escrito por el portal jubilacióndefuturo, del instituto bbva de pensiones

Para complementar el dinero ahorrado de cara a la jubilación y mantener el nivel económico previo al momento de retiro, existen varias fuentes de ingresos: la pensión pública, los fondos de pensiones de empleo y el ahorro privado, un modelo mixto necesario para afrontar con garantías la jubilación

Como bien sabemos, las pensiones públicas o estatales son un ingreso por el que un trabajador recibe del estado alrededor del 80% del salario de sus últimos años asalariado. Garantizan la continuidad de prácticamente el total de los ingresos mensuales previos al retiro. Aunque la reforma de las pensiones, los esfuerzos por hacer el sistema sostenible o el incremento de la esperanza de vida pueden hacer que ese porcentaje disminuya, como sucede en el resto de los países europeos, y los futuros pensionistas necesiten cubrir una parte mayor de sus ingresos con coberturas privadas

Un segundo pilar de ingresos es el de fondos de pensiones de empleo, los organizados por los empleados de las empresas o por los empresarios, y está muy poco desarrollado en España. Actualmente, son pocas las entidades que tienen planes de pensiones para sus trabajadores, en los que las aportaciones pueden venir de la empresa o también de forma combinada entre la empresa y el trabajador. Normalmente el trabajador puede adherirse a un plan individual o colectivo de forma proactiva o sin tener que hacer nada en el caso de que la empresa posea un convenio colectivo que determina que los trabajadores entran directamente en el plan de pensiones (a menos que lo rechace). Del segundo pilar se encarga el promotor de la empresa, junto a la comisión de control en la que están presentes los sindicatos y la gestora de pensiones elegida por dicha comisión.

La actual crisis y los problemas de sostenibilidad del sistema público hacen que se recomiende un sistema mixto de pensiones de jubilación

El tercer pilar está basado en el ahorro privado, totalmente individual, con instrumentos como los planes o fondos de pensiones. El ciudadano contrata estos productos con aseguradoras, bancos, mutualidades o compañías gestoras de fondos de pensiones que los ofertan. Los planes de pensiones están regulados por la dirección general de seguros y fondos de pensiones, que depende del ministerio de economía.

¿Por qué un sistema mixto?

Para cobrar las pensiones públicas hay que cotizar a la seguridad social, pero para obtener ingresos de los pilares privados la clave es empezar a ahorrar con tiempo. Además, la actual crisis y los problemas de sostenibilidad del sistema público hacen que se recomiende un sistema mixto de pensiones de jubilación, que combine todos los pilares, algo que en España está poco desarrollado, puesto que el ahorro privado se ha venido centrando hasta ahora en la vivienda

Los sistemas privados tienen algunas ventajas al público. Por ejemplo, solo se puede acceder a la pensión pública en el momento de la jubilación, mientras en los dos últimos casos (ambos privados), el ahorrador accede al capital acumulado en ese momento, pero también en tres supuestos extraordinarios de liquidez contemplados por la ley (desempleo de larga duración, enfermedad grave o ejecución de la vivienda habitual). También se contemplan otras contingencias como la incapacidad, la dependencia o el fallecimiento