Información sobre vivienda y economía

La nómina de julio llegará con sorpresa: nos vuelve a bajar la retención del IRPF

Autor: Redacción

El Gobierno ha adelantado la reducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas prevista para el mes de enero y ha confirmado que entrará en vigor en este mismo mes. Se espera que la medida suponga un ahorro de 1.500 millones de euros para todos los contribuyentes y que un asalariado medio pague unos 12 euros mensuales menos. Para los autónomos, independiente de lo que facturen, el tipo baja cuatro puntos y se queda en el 15%.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer el adelanto de la reducción impositiva de la que se beneficiarán 20 millones de contribuyentes. “Todos los trabajadores notarán este mes en su nómina una rebaja de retenciones, igual que la experimentaron en enero”, aseguró.

Se trata de la segunda rebaja del IRPF en lo que llevamos de año. La primera, que entró en vigor el pasado 1 de enero con la llegada de la última reforma fiscal, ha supuesto un ahorro medio de 30 euros al mes a cada contribuyente, mientras que la reducción de este mes, que inicialmente estaba prevista para enero de 2016, permitirá ahorrar otros 12 euros mensuales adicionales.

Así pues, desde el pasado miércoles, 1 de julio, el tipo máximo de tributación en esta figura está en el 45% (baja dos puntos) y el mínimo, en el 19% (se reduce un punto).

La medida tiene un carácter extraordinario y tenemos que remontarnos al Gobierno de Felipe González para encontrar un cambio impositivo en medio de un ejercicio, aunque en 1992 el Ejecutivo subió el IRPF.

Los autónomos ahorrarán 700 euros anuales

El Gobierno también ha generalizado a todo el colectivo autónomo la retención del 15%, un tipo que solo estaba disponible para aquellos que ganaran menos de 15.000 euros anuales.

El año pasado, el trabajador por cuenta propia pagaba un 21% si ganaba más de dicha cantidad, mientras que desde enero se ha aplicado un tipo del 19% y se esperaba que el próximo año pudiera aplicarse un punto menos. Por tanto, la nueva reducción no solo se ha adelantado, sino que también se ha ampliado.

¿Y qué impacto tendrá en el bolsillo de los autónomos? Según la federación ATA, la caída de las retenciones supondrá un ahorro medio de unos 60 euros mensuales y 700 euros anuales.