Información sobre vivienda y economía

¿Qué podemos esperar de la economía española? Este es el escenario que dibuja el Gobierno hasta 2018

Autor: Redacción

España ya ha enviado a Bruselas la actualización del Programa de Estabilidad, el documento que recoge los pronósticos del Ejecutivo sobre las principales variables económicas para los próximos años. La nueva previsión sitúa el repunte del PIB alrededor del 3% hasta 2018. Con las cifras en la mano, Citigroup cree que seremos el país desarrollado con el mayor crecimiento en 2015.  

El Programa de Estabilidad 2015-2018 que ha aprobado el Gobierno deja entrever que la economía ha entrado definitivamente en una fase de recuperación y que en los próximos ejercicios se seguirán corrigiendo los desequilibrios macroeconómicos hasta acercarse a los objetivos que define Europa.

En concreto, el documento incluye un fuerte crecimiento económico, una mejora de la inversión, el consumo y las exportaciones, y también un descenso de la tasa de paro más rápido de lo esperado.

Así, si se cumplen las previsiones oficiales, en 2015 y 2016 el PIB aumentará un 2,9% como ya adelantó Mariano Rajoy la semana pasada, mientras que en 2017 y 2018 subirá un 3%.

¿Y qué piensan los expertos de estas cifras? No todos vaticinan un crecimiento tan elevado como estima el Gobierno, aunque las quinielas sí apuntan a que España será uno de los países desarrollados que más avanzará a lo largo del ejercicio en curso.

El banco estadounidense Citigroup, por ejemplo, asegura que vamos a liderar la expansión económica de los países industrializados. La entidad augura un crecimiento doméstico del 2,7% para este año, lo que supondría repuntar una décima más que Estados Unidos y Reino Unido, y siete décimas más que Alemania.

El convencimiento de que la economía crecerá más rápido de lo esperado ha llevado al Gobierno mejorar las previsiones de reducción del paro que tenía hace un año. ¿La prueba? El cálculo actual apunta a que la tasa de desempleo cerrará este año en el 22,1% y en 2016 se reducirá hasta el 19,8%. Esto significa que bajará del 20% un año antes de lo previsto en el documento de 2014 (que dibujaba este escenario en 2017). De cara a 2017 y 2018, el Gobierno estima una tasa de paro del 17,7% y del 15,6%, respectivamente.

Además del descenso del paro, el nuevo cuadro macro también contempla una creación de empleo más vigorosa: este año, en términos EPA, se crearán algo más de 600.000 empleos, lo que significa, según el Ejecutivo, que a finales de este año habrá 17.000 ocupados más que a cierre de la legislatura anterior.

Menos deuda, más consumo y más inversión

El Ejecutivo también espera que la deuda pública vaya alejándose del 100% del PIB. Este año, según las previsiones, la deuda alcanzará el 98,9% del PIB y, desde ese pico, irá mermando hasta situarse alrededor del 93,2% en 2018.

En lo que se refiere al consumo privado, se prevén alzas de entre un 2,5% y un 3,3% en estos cuatro ejercicios, mientras que la inversión en bienes de equipo subirá más de un 9% en 2015 y entre un 6,8% y un 7,5% en los próximos tres años.

También se esperan mejoras en la inversión en construcción, que irá a más con el paso del tiempo. Para este ejercicio, el crecimiento estimado se sitúa en el 5,3%, dos puntos por encima de lo previsto en los Presupuestos Generales del Estado para 2015 (3,1%), mientras que se prevé un alza del 5,4% en 2016, del 5,9% en 2017 y un 6,2% en 2018.

El sector exterior también acelerará su expansión a corto plazo: el Programa de Estabilidad contempla un alza de las exportaciones del 5,4% en este año y del 6% en 2016, aunque a partir de entonces el crecimiento volverá a situarse por debajo de dicho nivel.