Información sobre vivienda y economía
las hipotecas se acortan, lo que ayuda a pagar menos por la vivienda

Las nuevas hipotecas se firman a menos de 24 años por primera vez desde 2004

Autor: equipo

Las hipotecas que se firmaban en 2007 contaban con un plazo de amortización de casi 29 años de media, un valor que se ha reducido tras el pinchazo de la burbuja hasta situarse en 23,7 años a término de 2011, según datos del banco de España. Por primera vez en la serie histórica, que comienza en 2004, las nuevas hipotecas se contratan por menos de 24 años. El motivo: más prudencia por parte de los consumidores y las entidades financieras

Ni en plazo ni en precio, las hipotecas ya no son como en el pasado. En 2007, en plena efervescencia del boom inmobiliario, muchas hipotecas se firmaban a 40 años, algo que ahora ha dejado de ocurrir. También entonces gran parte de los préstamos se concedían por más del 80% del valor de tasación de las casas, unas hipotecas que llegaron a representar, según las estadísticas oficiales, el 18% de todas las concedidas

La prudencia se ha impuesto ahora, tanto entre los ciudadanos como entre las entidades bancarias. Los consumidores se han dado cuenta de que cuanto más largo sea un préstamo, más dinero se termina pagando por la casa, con lo que interesa contratar préstamos más cortos en la medida de lo posible. Los bancos, por su parte, también han extremado los criterios de prudencia y ahora exigen más garantías y avales para alargar los préstamos, dado que cuanto más tiempo dure la hipoteca, más riesgo de que los tipos de interés suban y, por tanto, el crédito llegue a entrar en mora

Noticias relacionadas:

Los 4 principales motivos de denegación de una hipoteca

Las hipotecas largas favorecen al banco y las cortas, a ti

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail