Información sobre vivienda y economía

Las hipotecas recuperan ritmo en abril con el tipo fijo cerca de máximos

Autor: Redacción

La concesión de préstamos hipotecarios en abril volvió a cerrar en positivo, tras la caída registrada en marzo, con 28.724 operaciones, un 34,2% interanual más, según los datos del INE. La Semana Santa, que en 2018 cayó en marzo frente a abril en 2017, vuelve a influir en la evolución. El 39,4% de las hipotecas contratadas fueron a tipo fijo, rozando máximos.

La estacionalidad de la Semana Santa, que este año se celebró en marzo frente al mes de abril de 2017, volvió a marcar los resultados de las hipotecas registradas en el cuarto mes del año. El pasado mes de abril se firmaron 28.724 hipotecas, lo que supone 34,2% interanual más, una delas mayores subidas de los últimos dos años.

Las hipotecas sobre vivienda que se firmaron en abril tuvieron un tipo de interés medio del 2,67%, a un plazo de 24 años, y ya suman un año por debajo del 3%. El euríbor medio fue del -0,19%. El capital prestado creció un 46,5% interanual. Ha aumentado en 44 de los 47 últimos meses.

El 60,6% de las hipotecas constituidas fueron a tipo variable y el 39,4% restante a tipo fijo, muy cerca de los máximos históricos. Las hipotecas a tipo fijo experimentaron un aumento del 30,7% interanual.

Por regiones, Madrid (6.018), Andalucía (5.154) y Cataluña (4.700) firmaron el mayor número de hipotecas sobre viviendas, mientras que las mayores tasas de variación se dieron en Baleares (66,7%), Madrid (62,4%) y Castilla-La Mancha (54,2%).

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “el fuerte incremento del volumen de hipotecas registradas en abril respecto al año pasado debe ajustarse por el efecto de la Semana Santa, aunque tomando la suma de los meses de marzo y abril de ambos años, el incremento es un sano 12%. Los bancos siguen dispuestos a conceder hipotecas, abriendo ligeramente la mano, pero sin ser los motores de la venta de vivienda. Los tipos fijos suben ligeramente respecto a los variables, y también lo hace el precio de los mismos, fruto sin duda del encarecimiento de la financiación. Aun así, se siguen cancelando más hipotecas de las que se inscriben”.