Información sobre vivienda y economía

La burbuja inmobiliaria en Australia se tambalea

Autor: Redacción

El mercado inmobiliario en las Antípodas sufre los mismos embates que en la economía occidental. Los hipotecados ven como les cuesta cada vez más hacer frente a sus deudas, mientras el estado trata de contener la caída con medidas fiscales. La dependencia de la economía a los grandes países como EEUU o China puede hacer caer a la banca, con miles de viviendas en sus balances.

El precio de la vivienda en Australia se disparó como en muchas otras economías mundiales. Pero el mercado inmobiliario de este gigante se ha mantenido en crecimiento mientras los otros caían. Sídney, Melbourne, y otras zonas costeras como Gold Coast, son la punta de lanza de un mercado que ha visto como los precios se han quintuplicado en 20 años.

Pero esta bonanza, que ha llevado a una burbuja de precios continua, empieza a tener pies de barro y falla por su punto más débil: los propietarios de las viviendas. En pleno boom, los bancos abrieron la mano a la concesión de créditos y ahora los usuarios sufren por pagar sus cuotas mensuales.

El Gobierno trató de controlar la caída con ayudas y exenciones fiscales, pero todo está llegando a un límite que está tensando la cuerda, y puede que los bancos se encuentren miles de activos inmobiliarios en sus balances. Según los analistas, los australianos tienen los niveles más altos de deuda familias entre las naciones del G20.

La influencia de los grandes inversores extranjeros ha disparado los precios en algunas de las zonas más caras de las principales urbes australianas, que el Gobierno ya ha establecido límites a la inversión. Aunque la dependencia económica a las dos grandes economías mundiales, EEUU y China, tampoco permite muchas restricciones. En la guerra económica entre ambos países, Australia puede salir malparada.

Ahora, ha surgido en la prensa información sobre las prácticas dudosas de la banca, con una avalancha de préstamos de alto riesgo que se ha visto que ayudaron a impulsar esta burbuja inmobiliaria. Ahora toda esta situación necesita refinanciamiento.