Información sobre vivienda y economía

Cinco consejos básicos para aprovechar las rebajas y comprar online sin meter la pata

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Cada año que pasa más consumidores se decantan por internet como medio de compra. Sobre todo, en épocas de gran afluencia en los comercios como Navidad o las rebajas que empiezan mañana de forma oficial.

Los expertos, conscientes de que los descuentos ciegan a muchos compradores, recuerdan que no siempre acertamos con una adquisición y recomiendan comparar precios, cerciorarse de los cargos asociados a la operación o revisar la política de devoluciones que establecen las tiendas para evitar sobresaltos. Estos son los principales consejos que lanza Percentil, una tienda online de ropa de segunda mano para mujer y niños:

1. Comparar productos. Muchos consumidores piensan que en rebajas cualquier producto es una ganga, aunque Percentil asegura que no es fácil detectarlas y conseguirlas. Por eso su recomendación es realizar una comparativa de características y precio de varios establecimientos.

“Los comentarios aportados en la Red por otros consumidores también ayudar a aportar información para decantarse o no por la compra y constituyen una guía para acertar en nuestra decisión final”, añade.

2. Preseleccionar lo que cada uno necesita. Para no perder la cabeza con los descuentos agresivos, lo mejor que puede hacer el comprador es una lista con los productos que quiere y necesita adquirir. De esa forma, podrás conseguirlos en los primeros días de la campaña. Y es que, según Percentil “lo importante es tomar una decisión rápida de compra y no meditarlo demasiado, pues corremos el riesgo de quedarnos sin el producto en cuestión”.

No obstante, también recuerda que los descuentos están vigentes durante dos meses, por lo que el consumidor tendrá ocasión de encontrar lo que está buscando más adelante, a medida que los comercios amplíen su oferta de productos en descuento.

3. Pensar a largo plazo. Otra de las claves es no centrarse solamente en los productos de verano, sino mirar más allá y aprovechar los descuentos para adquisiciones que nos sirvan más adelante. Así pues, a la hora de planificar las compras veraniegas, es aconsejable pensar a largo plazo. En el caso de la ropa, por tanto, se deberían incluir no sólo lo que usaremos en la temporada estival, sino también los básicos o las típicas prendas de la ‘vuelta al cole’.

4. Confirmar que no hay cargos extra. Seguir este consejo es esencial para evitar cargos imprevistos y desagradables. “Al igual que en el canal tradicional de venta, en las rebajas online el consumidor debe saber en todo momento el precio original y el de descuento, para estar informado de la cantidad que ahorra. Antes de finalizar las compras a través de la Red, hay que prestar especial atención a posibles gastos adicionales, como recargos de tarjeta o gastos de envío y devolución; por lo que antes de pinchar en el clásico ‘terminar compra’, hay que leer detenidamente la letra pequeña y las condiciones”, añade Percentil.

5. Revisar la política de devolución. Al igual que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Percentil recuerda que el hecho de que los productos estén rebajados no implica que tengan peor calidad, ni que el comprador pierda derechos.

“Los consumidores han de contar con garantías de devolución y servicio postventa. De nuevo, es importante saber de antemano las condiciones de devolución, pues difieren en cada tienda online. Por otro lado, y a pesar de que en internet no es posible el contacto real con la prenda, se puede analizar su calidad con la información de la ‘etiqueta virtual’, que incluye los materiales de composición, lugar de fabricación o indicaciones para su lavado”, agrega.

Eso sí, para cualquier reclamación o devolución, es indispensable el ticket de compra, por lo que es necesario guardar los comprobantes de las compras online, que se suelen recibir vía email en un máximo de 24 horas. “Una buena práctica es crear una carpeta exclusiva donde almacenar estos documentos para tenerlos a mano en caso de necesitar realizar alguna gestión y también para llevar un fácil control del gasto y no exceder el presupuesto fijado”, concluye.