Información sobre vivienda y economía

Desbandada de grandes gestores: ¿Qué hacer si el gurú de tu fondo de autor te deja colgado?

Gtres
Gtres
Autor: @efonseca

Septiembre de 2014 será recordado como el mes de la desbandada de gestores de fondos de renombre. En España el más sonado ha sido el de Francisco García Paramés, que ha dicho adiós a Bestinver, tras 25 años en la firma de Acciona. La marcha del gurú de un fondo de autor no es baladí. Según la firma de análisis e inversión Morningstar, en el caso de Bestinver ha motivado la salida de 650 millones de euros.

Por no hablar del desplome de Acciona en Bolsa (-6%) el día que se hizo oficial el abandono de Paramés. Ante una situación como ésta, los inversores tienen tres opciones: quedarse en el fondo y confiar en el nuevo gestor; seguir al gestor saliente o buscar alternativas a dicho fondo con un producto semejante.

Francisco García Paramés, en Bestinver; Iván Martín Aranguez, en Santander AM; Eric Bendahan, del fondo Oyster European Opportunities, y el último, Bill Gross, responsable de PIMCO, la mayor gestora de fondos de renta fiaja del mundo. Todos estos expertos de reconocido prestigio se han ido de las respectivas firmas para las que trabajaban, dejando un vacío –y unas cifras de rentabilidades- que serán difíciles de superar por sus sucesores.

Cuando un gurú de estas características renuncia al fondo que ha dado ‘vida’, inicialmente suele suponer un shock para los partícipes del mismo, lo que en definitiva puede desembocar en una salida masiva de dinero.

Victoria Torre, responsable Departamento de Análisis y Producto en Self Bank, señala que los fondos de autor son aquellos en los que resulta “vital” la figura de su gestor principal. “A diferencia de los fondos gestionados por un equipo de gestores y analistas, la toma de posiciones en estos fondos suele estar basada más en las decisiones individuales del gestor que en un proceso de inversión fruto del análisis de un equipo gestor o de un modelo cuantitativo”, aclara

De esta forma, Torre explica que se puede hablar de “riesgo autor” en aquellos fondos en los que la gestión del fondo podría llegar a sufrir si su gurú faltase. La salida del gestor estrella puede significar la muerte del fondo, como ocurrió en 2007 con el fondo insignia de Fonditel, Velociraptor, que sufrió importantes reembolsos tras la marcha de su gestor estrella Cristóbal Thomas de Carranza.

No obstante, no siempre tiene que ser así y, en algunos casos, el fondo puede mantener o incluso mejorar su buen comportamiento. Es el caso, por ejemplo, del Metavalor, que sigue cosechando 4 estrellas Morningstar tras la marcha del gestor Gonzalo Lardies en 2007, a quien le sucedió Guillermo Escribano, entonces cogestor del fondo, que a su vez se fue en 2012 para dejar el puesto a Javier Ruiz.

¿Qué pueden hacer los partícipes?

Si el gestor estrella de un fondo se va, se presentan tres opciones:

- Permanecer si se confía en la nueva gestión del fondo o se tiene la certeza de que se mantendrá el estilo seguido hasta ahora, por ejemplo, que el gestor entrante fue antes cogestor. Por ello es importante conocer si el relevo puede suponer un cambio en la política de inversión del fondo.

- Seguir al gestor saliente en su nueva andadura profesional si tiene intención de continuar gestionando fondos para una nueva gestora o incluso si va a montar la suya propia.

- Buscar alternativas al fondo, tratando de encontrar un producto con semejante filosofía de inversión y características.

La historia se repite

Existen numerosos ejemplos como los vividos estas últimas semanas. Así, está el caso de Nicholas Valeski que en 2006 se marchó de Oyster European Opportunities para fundar su propia gestora. También destacó el de Anthony Bolton, la estrella de Fidelity que se retiró en 2013 tras ganar su prestigio por el fondo UK Special Situations durante 28 años.

Incluso hay gestores estrella que protagonizan en varias ocasiones salidas de este tipo como el ya mencionado Iván Martín Aranguez. Este último ha decidido dejar Santander AM, gestora en la que supervisa actualmente el área de renta variable ibérica, para crear una firma de gestión que contará con el apoyo de la familia Hernández, accionista de Ebro, y asesores como Crispin Odey (Odey AM) y su esposa, Nichola Pease. Antes de aterrizar en Santander estuvo al frente de otros dos fondos de autor: el Aviva Espabolsa y Aviva Espabolsa 2.