Información sobre vivienda y economía

Villar Mir pierde más poder en Colonial: la mexicana Finaccess es ahora el segundo accionista

Autor: Redacción

El Grupo Villar Mir está perdiendo poder dentro de Inmobiliaria Colonial. Y es que en apenas dos meses ha pasado de ser el socio de referencia de la compañía a situarse como el tercero más importante.

Si a mediados de junio el fondo soberano de Qatar le 'robó' el puesto de primer accionista, ahora ha sido el grupo mexicano Finaccess quien le ha adelantado por unas décimas.

Actualmente Qatar Investment Authoritym controla el 13,1% de la inmobiliaria, seguido de Finaccess, cuya participación en la compañía roza el 10%. El grupo español, por su parte, ostenta un 9,28% del capital a través de la firma inmobiliaria Espacio.

Hace dos meses, y con el objetivo de reducir su abultada deuda, Villar Mir colocó en el mercado un paquete de acciones equivalentes al 5,04% de la firma, por los que obtuvo unos 108 millones de euros. Fue entonces cuando el fondo soberano qatarí se convirtió en el socio de referencia.

Pocas semanas después, el grupo latinoamericano adquirió un 8% de Colonial mediante una operación de canje de acciones por edificios, mientras que ahora ha comprado directamente en el mercado otro 1,887% de la compañía a un precio medio de 6,60 euros. Su participación total está valorada en algo más de 238 millones de euros.

Como recuerda el diario El Boletín, Finaccess es el family office de la familia Fernández-González, una de las fundadoras de Grupo Modelo, responsable de la cerveza Coronita.

El grupo liderado por Juan Miguel Villar Mir se ha deshecho de más de la mitad de su participación en Colonial en menos de un año. Hasta septiembre del año pasado controlaba en torno al 24% de la inmobiliaria, aunque los deseos del grupo por reducir deuda le han llevado a realizar dos desinversiones: en dicho mes vendió un 10% y el pasado mes de junio ese otro 5%.

Con este baile de accionistas como telón de fondo, la inmobiliaria ha confirmado que está estudiando la compra de edificios de oficinas por valor de unos 400 millones de euros.