Información sobre vivienda y economía

El fondo americano Bain compra a Sabadell una cartera de deuda valorada en 360 millones

Autor: Redacción

Banco Sabadell ha aprovechado la recta final del año para seguir desprendiéndose de activos inmobiliarios que penalizan su balance.

La entidad presidida por Josep Oliu ha llegado a un acuerdo con el fondo de capital riesgo estadounidense Bain Capital para traspasarle una cartera de deuda valorada en unos 364 millones de euros. La firma americana se ha impuesto en la subasta del bautizado ‘Proyecto Traveler’, que incluye deuda respaldada por 60 promociones y hoteles.

Con la transacción, el banco catalán ha conseguido dos objetivos: por un lado, reducir el peso de los activos no estratégicos de su balance y, por otro, embolsarse unos 150 millones de euros, ya que el acuerdo ha incluido un fuerte descuento en el precio según el mercado.

En el caso del fondo americano, la operación se convierte en la cuarta que ha llevado a cabo en el año, que suman una inversión total cercana a 1.510 millones de euros. Todos los acuerdos han sido con entidades bancarias, que están aprovechando el apetito de los inversores para soltar lastre inmobiliario y evitar que el ladrillo le siga consumiendo capital y provisiones.

En concreto, ha llevado a cabo dos operaciones con Sabadell (la actual y la compra de una cartera de préstamos fallidos), otra con Bankia (un lote de 2.500 viviendas) y otra con Cajamar (un paquete de préstamos a empresas inmobiliarias quebradas).

La inversión que ha llevado a cabo Bain Capital le convierte en uno de los principales players del mercado inmobiliario doméstico en lo que se refiere a activos deteriorados, junto con los conocidos Goldman Sachs, Apollo, Blackstone, Oaktree, Cerberus y Deutsche Bank. Precisamente, el fondo americano se ha impuesto a estos últimos dos competidores en la puja por el ‘Proyecto Traveler’, tras llevar unos dos meses en venta.

Esta operación millonaria que ha protagonizado Sabadell se suma a la que ha conseguido Sareb esta misma semana: ha cerrado la mayor venta de deuda de su historia al traspasar una cartera de préstamos fallidos a Goldman Sachs valorados en 600 millones. Una transacción conocida en el mercado como ‘Proyecto Eloise’.