Información sobre vivienda y economía

Sareb cierra la mayor venta de su historia: traspasa 600 millones en créditos al banco Goldman Sachs

Autor: Redacción

Sareb va a cerrar el año firmando la mayor operación de su historia. La sociedad que gestiona los activos de los bancos rescatados ha llegado a un acuerdo con el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs para traspasarle una cartera de créditos fallidos por valor de 600 millones de euros, bautizada como ‘Proyecto Eloise’.

Los préstamos están respaldados por viviendas situadas en las principales autonomías, como Madrid, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana y Galicia, y también despertaron el interés de otras firmas de inversión muy activas en el mercado doméstico. El fondo americano Blackstone, por ejemplo, también ha estado en la puja.

A pesar de que no ha trascendido la cantidad que se va a embolsar Sareb con la operación, el mercado calcula que los ingresos se podrían situar entre 150 y 300 millones de euros.

Según los datos que maneja la web especializada en deuda corporativa Debtwire, recogidos por el diario El Economista, la firma de la transacción se producirá esta semana.

La sociedad presidida por Jaime Echegoyen puso en venta el Proyecto Eloisea la vuelta del verano para dar un impulso a sus ventas y mermar el impacto de las provisiones que le exigía la nueva regulación del Banco de España: solo entre enero y junio ha tenido que realizar una dotación superior a 2.000 millones de euros.

Su idea inicial fue sacar al mercado un portfolio de 200 préstamos con un valor en libros de unos 1.000 millones de euros, aunque la operación sufrió un ajuste a baja y finalmente el traspaso afecta a unos créditos valorados en unos 600 millones de euros. Suficiente, eso sí, como para mejorar el balance de todo el ejercicio.

En el primer semestre, las ventas de Sareb alcanzaron los 704 millones de euros, cifra que se eleva hasta los 8.500 millones desde que empezó a operar, mientras que amortizó cerca de 420 millones de deuda senior, elevando a 7.700 millones la amortización total desde 2013.

A lo largo del año, la compañía ha llevado a cabo varias campañas para acelerar las desinversiones. No podemos olvidar que su misión es deshacerse de toda su cartera antes de 2028.

Así, ha anunciado diversas ofertas con descuentos en el precio de los inmuebles (en noviembre aplicó rebajas de hasta el 30% en más de 1.500 viviendas) y ha puesto en alquiler otro millar de pisos que tendrán un periodo de carencia de dos meses. También ha llevado a cabo diversas campañas informativas para explicar a los potenciales clientes -particulares o inversores- las ventajas de comprar una de sus viviendas.