Información sobre vivienda y economía

Los españoles, los más dispuestos a mudarse a otro país por conseguir un trabajo

Autor: Redacción

La falta de trabajo que ha vivido el mercado laboral en los últimos años ha impulsado un cambio de mentalidad en los españoles, que ahora son mucho más partidarios de cambiar de país por un empleo.

Según la encuesta que ha realizado la consultora Randstad en varios países, España es el que registra el mayor porcentaje de disposición a la movilidad internacional. Dicho de otro modo: es el país donde más personas se inclinan a cambiar de país si consiguieran un empleo que ahí no encuentran. Actualmente un 60% de los ocupados estaría dispuesto a marcharse al extranjero, lo que se traduce en 11 millones de personas.

Se trata del porcentaje más elevado del ranking que incluye a las principales potencias europeas y a otros gigantes internacionales como China o EEUU.

En la lista siguen a España dos países del sur de Europa: en Italia, la predisposición a cambiarse de país por motivos laborales asciende al 59%, mientras que en Portugal se sitúa en el 57%. En Reino Unido, la cifra cae hasta el 55%, mientras que en Grecia y China se reduce hasta el 53%.

La media europea ronda el 48%, superando así los registros de Bélgica (44%), Alemania (43%), Australia (43%), Francia (42%), Japón (41%) y EEUU (40%). Por debajo de dicho nivel solo se encuentran Noruega (39%) y Países Bajos (36%).

Dentro de las estadísticas encontramos una división por grupos de edad y la franja protagonista es la de los menores de 25 años, que lideran la disponibilidad para emigrar por motivos laborales. En este caso, el porcentaje asciende al 69%, mientras que la media europea ronda el 53%. El segundo colectivo más destacado es el de entre 25 y 45 años, con 65 de 100 ocupados dispuestos a emigrar (el promedio europeo se sitúa en el 50%), mientras que los ocupados mayores de 45 años que se cambiarían de país por trabajo se reduce al 52%. Aun así, el promedio doméstico supera al europeo (38%). 

"Los jóvenes españoles están algo más predispuestos a cambiar de país por un empleo porque el mercado laboral español todavía mantiene altas tasas de desempleo entre los menores de 25 años. Esto hace que otros destinos puedan resultar más apetecibles para adquirir experiencia profesional. Además, han ganado en conocimiento de idiomas respecto a las generaciones precedentes y saben que la experiencia internacional es muy valorada por las compañías a la hora de seleccionar o contratar nuevos empleados", explica a idealista news Valentín Bote, director de Randstad Research.