Información sobre vivienda y economía

España vuelve a acercarse a los 4 millones de parados en abril y pierde casi 550.000 cotizantes

Autor: Redacción

El coronavirus provocó un 'shock' laboral en abril, el primer mes completo en el que ha estado activo el estado de alarma decretado por el Gobierno para frenar el avance de la pandemia. 

Según los datos del Ministerio de Trabajo, en abril se han apuntado a los servicios públicos de empleo casi 283.000 personas, lo que eleva el número total de parados hasta 3,83 millones, tras repuntar un 7,97% respecto a marzo. España la cifra más alta de desempleados desde primavera de 2016. Por su parte, la Seguridad Social ha perdido unos 548.000 cotizantes, hasta dejar el número de ocupados en 18,45 millones, lo que se traduce en el peor dato de un mes de abril desde 2009.

Estos números se suman a los récords que se registraron en marzo, cuando los efectos del estado de alarma solo afectaron a la mitad del mes. Entonces el paro repuntó en más de 302.000 personas y el sistema perdió casi 834.000 afiliados.

Los datos del Ministerio apuntan a que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha abonado en abril un total de 5.197.451 prestaciones, una cifra inédita en la serie histórica, tras dispararse más de un 136% respecto a marzo y aumentar en más de tres millones respecto al cuarto mes del año pasado.

Además, sostiene que la nómina mensual de prestaciones ha ascendido a 4.512 millones de euros, lo que representa un aumento interanual de 3.976 millones de euros y del 207% en términos porcentuales, por la avalancha de ERTE que están anunciando empresas de todos los tamaños y sectores.

De hecho, en el cuarto mes del año el desempleo ha crecido en todas las actividades económicas, sobre todo en servicios, que ha registrado un incremento de 219.128 (8,76%) parados. En la industria ha subido en 26.832 (8,92%), mientras que en la construcción se ha incrementado en 25.055 (7,84%) personas y en la agricultura, en 4.015 (2,52%).

En el caso de la afliliación a la Seguridad Social, la situación no mejora. El número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18.458.667, lo que representa un descenso de 548.093 ocupados con respecto a la media de marzo (-2,88%), y de más de 691.000 en términos desestacionalizados. Es el peor dato de un mes de abril en 11 años.

No obstante, el Ministerio insiste en que "para tener una imagen precisa de la evolución del empleo y la repercusión de la crisis provocada por el covid-19, es necesario conocer la evolución de la afiliación diaria y su situación a último día de abril. A 30 de abril, el número de personas afiliadas a la Seguridad Social fue de 18.396.362, lo que supone que la Seguridad Social registró 49.074 afiliados menos que a día 1. Este comportamiento supone una cierta estabilización del empleo, tras el retroceso de 833.979 afiliados de marzo".

Si miramos el balance de los últimos 12 meses, descubrimos que el sistema ha sufrido su primer retroceso interanual desde 2013, uno de los años más críticos de la crisis económica que estalló en 2008. En el último año, el sistema ha perdido 771.695 cotizantes.

Por sectores, en el Régimen General, sólo se ha registrado crecimiento en actividades sanitarias y de servicios sociales, con 23.228 afiliados más. Por su parte, la construcción ha perdido 89.864 afiliados (-10,7%); la hostelería, 76.902 (-6,5%); y las actividades artísticas y de entretenimiento, otros 20.702 (-7,99%).

El Régimen de Autónomos, por su parte, ha sufrido una pérdida de 41.250 (-1,27%), mientras que el Régimen del Mar ha perdido 1.371 ocupados (-2,19%) y el Carbón, otros 1.226 afiliados (-14%).