Información sobre vivienda y economía

La app que quiere motivarte para que te muevas por la ciudad en bici

Autor: Gorka Ramos (colaborador de idealista news)

Aunque algunos lo definen como un Waze para bicis, la aplicación Kappo tiene menos de red social y más de juego. El objetivo está claro: motivar a más gente a subirse a la bicicleta en trayectos interurbanos. “De hecho si no eres ciclista urbano la aplicación te aburrirá porque no te premia si andas 15 o 50 kilómetros de una sentada, te premia usar la bici 4 o 5 veces a la semana”, explica Iván Páez, creador de la app, a Idealista news.

Cada detalle de la aplicación está pensada para el ciclista de ciudad, al tiempo que trata de concienciar sobre buenas y malas prácticas. De hecho, por cada recorrido que haces sin casco, la aplicación de restará puntos y monedas para comprarte una bici nueva o ropa de deporte. Consejo de Kappo: tu primera adquisición debe ser un buen casco. Además, según vayas sumando kilómetros o velocidades medias y máximas, el juego irá desbloqueando nuevos logros y elementos de la tienda.

La app liderada por Páez también apunta a empresas y autoridades. El negocio de fondo es la utilidad de los datos sobre los recorridos que realizan los ciclistas y las costumbres de las rutas. La información que ofrece la aplicación es de gran utilidad para los ayuntamientos, que pueden definir los trayectos favoritos y así definir la localización para instalar un carril-bici o si basta con incluir señales de circulación mixta.

“Nunca nos meteremos en las decisiones de los gobiernos, lo que buscamos es visibilizar lo que está pasando”, reconoce Páez. Desde Kappo (disponible para iOS y Android) se están enganchando a la corriente de las ‘smart cities’: “abrimos un canal en el que el ciudadano puede presionar sobre las decisiones. Si el gobierno, teniendo acceso a la información, decide construir un carril-bici donde nadie lo utiliza nosotros no le vamos a preguntar el por qué”.

El mundo descoordinado y el ejemplo danés

Pero, ¿se puede aplicar la misma herramienta en países ciclistas tan diferentes como Chile o Dinamarca? “Sabemos que el ciclista urbano tiene los mismos problemas en todo el mundo”, explica el creador de Kappo. La fluidez del tráfico, la seguridad y la convivencia con coches y peatones son las constantes. Otro problema al que se enfrentan este tipo de iniciativas es el mapeo de ciudades para establecer rutas óptimas para ciclistas.

“El levantamiento de la información de carriles-bici depende de cada ayuntamiento, que decide cómo construir el carril-bici y solo los construye dentro de sus límites, sin coordinarse con el municipio vecino”, afirma Páez sobre las complicaciones para elaborar mapas ciclistas urbanos. Otro obstáculo es que cuando una autoridad construye un carril-bici no tiene que informar a nadie, por lo que no existe un compilador global. “Lo que están tratando de hacer Google y muchas empresas es proponer la ruta más segura y no la más rápida”, explica.

Pero si hay que seguir un ejemplo, Copenhague sería la ciudad ideal para Kappo, ya que demuestra que “no solo trata de construir, sino de instaurar una verdadera política cívica”. En la capital danesa, los coches pagan un impuesto del 180%, al igual que la gasolina. A eso hay que sumarle el sistema de anillos: “hay zonas en las que nadie puede entrar ni en bicicleta, tiene que bajarse y caminar con ella en la mano. Y si nieva se limpian antes los carriles-bici que las carreteras”.