Información sobre vivienda y economía

El modelo de ciudad española que construimos durante el boom es "cuestionable y feo"

imagen del pau de las tablas (madrid)
Autor: Redacción

Ignacio Ramírez, actual director comercial del de área promoción de metrovacesa y licenciado como interiorista,
Critica en su blog personal el urbanismo y la arquitectura con la que se han constrido las viviendas en los últimos años
En las ciudades españolas. En su opinión, el resultado es "cuestionable y feo" pero que en vez de "espantarnos ha dejado de molestarnos, algo parecido a las teorías de la tolerancia al dolor"

Ramirez, que también ha trabajado como director de operaciones de Grupo Lar, llega a la conclusión de que “los mejores proyectos se desarrollan donde hay más dificultades para vender”, al semejante al nacimiento de los movimientos culturales. "Los más trascendentes se han creado y desarrollado en los periodos de escasez, de postguerra", recuerda

El experto abre la pregunta sobre: "para un promotor la compra del suelo ya no es un factor crítico y además no hay escasez de materia prima para decidir que suelo comprar, ¿Cuál es el verdadero factor crítico para desarrollar un proyecto en las 'épocas oscuras'?". Así, recuerda como en México, un país donde los precios de venta son tres veces más bajos y con costes de construcción similares, los mismos arquitectos y promotores españoles hacían mejores proyectos en su capital, México DF que en Madrid ¿Por qué? "Porque en México DF se salía de una depresión económica y era realmente complicado vender"

El resultado para ramirez es que en España hemos "invertido recursos en la producción de millones de metros cuadrados que, en mi opinión, se han hecho con muy poco talento y con un modelo de ciudad española cuestionable y feo". A la hora de buscar culpables, señala que "no sólo los arquitectos tienen responsabilidad a la hora de hacer un buen proyecto, todos los agentes intervinientes tienen su parte, urbanistas, interioristas o paisajistas, también los inversores, accionistas, promotores, financiadores, constructores, aparejadores, suministradores de materiales y un largo etc. en el que incluyo los empleados de todas las compañías representadas en la relación".

Todos ellos hacen que el resto de nuestra vida tengamos que disfrutar o sufrir con el resultado de su trabajo, sentencia