Información sobre vivienda y economía
bruselas aboga por crear un banco malo público donde aparcar los inmuebles tóxicos

El gobierno impulsa la creación de "sociedades malas" en vez de "bancos malos"

Autor: equipo

El gobierno y el banco de España (bde) están trabajando en la creación de sociedades ajenas a los bancos donde aparcarían sus activos inmobiliarios. A esta nueva estrategia no quieren llamarla creación de bancos malos porque no tendrán actividad financiera ni ficha bancaria, pero será una fórmula que conseguirá lo mismo: sacar del balance de los bancos los activos inmobiliarios que tanta incertidumbre y desconfianza están creando entre los inversores

Estas sociedades tendrían los activos inmobiliarios, que llegarían después de una fuerte provisión fruto de la reforma financiera y que intentarían ir liquidando los inmuebles a largo plazo. Dichas firmas no tendrían la participación mayoritaria de los bancos para poder sacarlos del balance. Entre las opciones figuran que sean sociedades compartidas por varias entidades o con nuevos socios inversores, según explica el diario el país

El periodo de vida de estas sociedades rondaría los 10 años para posteriormente saldarse con pérdidas o ganancias. En principio, se busca crear todo sin dinero público, pero unas nuevas valoraciones de los inmuebles dejaría a varias entidades con poco capital y posiblemente necesitarían dinero público del FROB, que teóricamente tendrían que devolver

El objetivo de estas sociedades sería aislar totalmente el ladrillo de los bancos para frenar la desconfianza de los mercado y tratar que éstos se centren en su negocio principal: dar crédito. Dependiendo del tipo de activo (suelo, pisos, promociones, etc) se crearían varias sociedades inmobiliarias participadas por varios bancos o inversores

Las entidades cederían además la gestión y el control a expertos que valorarán si los activos que se incorporan a la sociedad están o no en precio. Si el precio es adecuado el banco se libra del inmueble y del riesgo, si se decide que está sobrevalorado, el banco deberá cargar contra capital la diferencia entre lo que han provisionado y lo que dice el experto que vale ese activo. Aquí el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) podría cubrir provisionalmente la diferencia con su patrimonio, aunque también se estudian otras fórmulas, según el diario el país

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail