Información sobre vivienda y economía

CaixaBank condonará los alquileres de sus viviendas durante el estado de alarma

Se suma a otras iniciativas como la de Lazora que ha aprobado una moratoria en el alquiler de sus viviendas

CaixaBank
CaixaBank
Autor: Redacción

CaixaBank condonará a partir de abril los alquileres a los inquilinos de viviendas en propiedad de su filial inmobiliaria BuildingCenter. Esta medida estará en vigor hasta el mes que se decrete la finalización del periodo de alarma por el coronavirus y beneficiará a aquellos inquilinos que se hayan quedado sin trabajo, afectados por un ERE o autónomos que hayan cesado su actividad o visto disminuida su actividad en más de un 40%, como consecuencia del estado de alarma.

La medida va dirigida a las personas que se hayan quedado sin trabajo o se vean afectadas por expedientes de regulación de empleo, así como para autónomos que hayan cesado su actividad o han visto disminuida su actividad en más de un 40% como consecuencia del estado de alarma.

Building Center pondrá a disposición de sus inquilinos en los próximos días la forma de acogerse a esta ayuda. Tendrán que rellenar un formulario en la que indiquen si son personas con derecho a acogerse a esta medida y, en caso de serlo, la entidad no le girará el recibo del mes de abril. Posteriormente, tendrá que aportar la documentación acreditativa.

BuildingCenter es en la actualidad una de las empresas del sector inmobiliario con mayor número de viviendas destinadas al alquiler, teniendo actualmente más de 21.000 viviendas con contratos de alquiler vigentes.

Se suma a Lazora con medidas para paliar los efectos del coronavirus

CaixaBank se suma a la iniciativa de Lazora de establecer una moratoria de pago del alquiler para aquellas familias cuya situación se vea deteriorada como consecuencia del impacto en su economía del COVID19.

Los criterios para poder acceder a este programa toman como base los que el Gobierno ha establecido para la moratoria del pago de hipotecas en el Real Decreto Ley 8/2020 de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, adoptado el pasado martes.

El programa consiste en aplicar condiciones especiales de aplazamiento del pago de las rentas durante el periodo de estado de alarma y el fraccionamiento posterior, durante un año, de las rentas no abonadas.