Información sobre vivienda y economía

La horrenda belleza del brutalismo: edificios considerados ‘feos’ durante décadas se vuelven a poner de moda (fotos)

Autor: Redacción

Para los profanos en arquitectura los edificios brutalistas no son más que horribles mazacotes de hormigón que evocan ese futuro postapocalíptico que tantas veces hemos visto en las películas de hollywood. Su tamaño desmesurado, sus frías fachadas sin apenas ornamentos y sus recias formas geométricas hicieron que durante décadas estas construcciones fueran consideradas un horror por el común de los mortales. Sin embargo hoy han recobrado su esplendor gracias al éxito de la literatura y el cine de ciencia ficción

La arquitectura brutalista toma su nombre de la expresión francesa ‘béton brut’, que significa ‘hormigón crudo’, un término usado por le corbusier para describir su elección de los materiales. El crítico de arquitectura británico reyner banham adaptó el término y lo renombró como ‘brutalismo’

La época de gloria de este sobrio estilo arquitectónico de aire soviético se vivió entre los años 50 y los 70, años marcados por el fin de la segunda guerra mundial, las utopías comunistas y un renacimiento social. A partir de entonces el brutalismo cayó en desgracia hasta que directores como terry gilliam o paul verhoeven los recuperaron para sus obras maestras de ciencia ficción ‘brazil’ (1985) y ‘desafío total’ (1990)

Ver más noticias de: 
ArquitecturaCuriosidadesBrutalismo