Información sobre vivienda y economía

Cómo Harry Potter revivió el mercado inmobiliario en las 'colinas del crimen'

Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

No le han hecho falta sus habilidades sobre una escoba voladora ni su dominio de la varita mágica. Su sola presencia ha sido suficiente para obrar todo un milagro: Harry Potter ha logrado reactivar el mercado inmobiliario de una zona especialmente complicada sin pronunciar un solo conjuro.

Aquel adolescente con una cicatriz en la frente empezó a ser ídolo de masas a finales de los 90, y casi dos décadas después ha conseguido lo que parecía imposible en un barrio de Orlando (Florida) conocido como Crime Hills ('colinas del crimen', en español).

Vacías y casi en ruinas, las casas de este problemático vecindario, cuyo nombre real es Pine Hills, están emulando al fénix para resurgir de sus cenizas tras la grave situación que vivieron sus moradores durante la crisis.

Tras ser objeto de innumerables ejecuciones hipotecarias, las residencias de este barrio comienzan a llenarse de nuevo: la etapa de los desahucios en la 'colina del crimen' pasó, y ahora aquellas viviendas cuyos propietarios fueron desalojados vuelven a la vida.

Por increíble que parezca, el muchacho que derrotó al malvado Voldemort en la ficción escrita por J. K. Rowling tiene mucho que ver en este milagro inmobiliario.

Una ciudad temática

Orlando no se entiende sin sus parques temáticos y sus turistas. Más de 62 millones de personas visitaron la ciudad el pasado año – todo un récord -, alzándose un año más como el principal destino turístico de Estados Unidos. 

A ello ha contribuido el rinconcito que tiene el joven Potter en el lugar desde 2010. En el interior del parque ‘Islands of Adventure’ de Universal Orlando Resort se encuentra ‘The Wizarding World of Harry Potter’, que cuenta con su propio Expreso de Hogwarts y su Callejón Diagon

La inauguración del parque temático de Harry Potter en Orlando coincidió con la salida del túnel para la economía yanqui. A comienzos de aquel año, el paro en Estados Unidos tocaba al fin su techo de la crisis y comenzaba a bajar. Las cifras en el estado de Florida seguían la tendencia nacional, pero desde una altura dramática: el porcentaje de población desempleada en el estado de los parques temáticos era mucho mayor que la media nacional.

Cinco años después, la recuperación es innegable. El paro en Florida está tan solo un par de décimas por encima del porcentaje de desempleo en todo Estados Unidos, confirmando que la recuperación económica se ha traducido en un aumento del turismo que ha repercutido, y de qué manera, en el empleo de la zona.

Y de fondo, Harry Potter y su parque temático. Aunque el hecho de que coincidieran la recuperación económica de Estados Unidos y la llegada del 'resort' a Orlando fue simple casualidad, el resurgir de las 'colinas del crimen' señala al joven mago como responsable de una parte especialmente meritoria de ese resurgir económico e inmobiliario.

“Cuando el parque temático de Harry Potter se convirtió en un éxito, los otros parques se beneficiaron y eso ayudó a que Orlando saliera del bache de la vivienda más rápido que otros mercados”, explica Anthony Crocco, director en Florida de Metrostudy, una consultora que analiza la salud del mercado inmobiliario.

Mejora en el empleo

En 2009, el parque de Universal contaba con 13.000 empleados. Actualmente, tras la crisis y la apertura del espacio dedicado al joven mago británico, los trabajadores del parque son ya 20.000. Los nuevos empleados llegan a Orlando en busca de viviendas económicas y se topan con las casas embargadas de Pine Hills.

El encantamiento de Harry Potter ha llegado en forma de creación de puestos de trabajo y sus efectos son múltiples: las casas que habían sido desalojadas vuelven a estar habitadas y las 'colinas del crimen' comienzan a ser un barrio más. 

Lo que fue embargado hace unos años es ahora la compra perfecta para los nuevos empleados del parque temático de Harry Potter, que a su manera ha ayudado a resucitar el mercado inmobiliario de Orlando (y no como por arte de magia).