Información sobre vivienda y economía

El primer fondo británico que invertía en casas para luego alquilarlas cierra en menos de un año

Wikimedia commons
Wikimedia commons
Autor: Redacción

Mill Residential Reit, el primer fondo británico de inversión en compra de viviendas para posteriormente ponerlas en el mercado de alquiler (conocido como 'buy-to-let'), ha cerrado menos de un año después de salir a bolsa. La compañía debutó en el Mercado de Inversión Alternativo de Londres el pasado 16 de noviembre de 2014 y en estos 11 meses cotizando no ha sido capaz de atraer el dinero esperado para desarrollar su actividad.

Según ha avanzado la compañía, el proceso de devolución del capital invertido puede prolongarse durante más de 10 meses. Los inversores deben estar preparados para perder parte de su dinero en la liquidación, porque Mill Residential Reit únicamente será capaz de reembolsar entre 2,95 y 3,15 millones de libras (entre 4,1 y 4,4 millones de euros).

Esto supone que, en el mejor de los casos, los particulares y empresas que confiaron en el fondo recuperarán un máximo de aproximadamente el 60% de su  inversión. La compañía levantó inicialmente 5,7 millones de libras (unos 7,9 millones de euros), 3,5 millones de libras (4,9 millones de euros) de su salida a bolsa y 2,22 (unos 3 millones de euros) millones a través de la plataforma de crowdfunding The Syndicate Room.

Con ese dinero Mill Residential Reit compró siete propiedades inmobiliarias en Londres, Surrey y Bristol. Sin embargo, pese al empuje inicial, la compañía se estancó y cayó víctima de sus elevados costes de gestión. Ahora al menos el 75% de los inversores deben votar a favor del plan de liquidación para poder echar el cierre definitivo.