Información sobre vivienda y economía

‘Elefantes blancos’: construcciones gigantescas, enormemente caras e inútiles

Autor: Redacción

Un ‘elefante blanco’ es, en arquitectura, una construcción exagerada a la que su coste, mantenimiento o dificultad de uso –o todos estos factores a la vez– hacen inútil y, con el tiempo, pasa a convertirse en un cadáver inmobiliario. En España sabemos mucho de ‘elefantes blancos’, como pone de manifiesto un listado elaborado por la publicación Arch Daily, pero no somos los únicos. Estos desastres de cemento, acero y cristal están repartidos por todo el planeta y muchos de ellos tienen, además, el honor de estar entre los más feos del planeta.

Estación central de autobuses (Tel Aviv, Israel) – coste desconocido

Estación central de autobuses (Tel Aviv, Israel) – coste desconocido

Esta gigantesca construcción de nada menos que 230.000 m2 repartidos en ocho plantas abrió sus puertas en 1993. Su diseñador, Ram Karmi, incluso ganó el Premio Nacional de Arquitectura de Israel por la obra… aunque ha sido un rotundo fracaso. Centenares de sus más de mil locales comerciales llevan años vacíos y algunas zonas, que parecen un laberinto, se usan para actividades ilícitas como tráfico de drogas o prostitución.

Palacio del Parlamento (Bucarest, Rumanía) – 2.000 millones de euros

Palacio del Parlamento (Bucarest, Rumanía) – 2.000 millones de euros

Con 365.000 m2, es el tercer edificio más grande del mundo y su mantenimiento (solo en luz y calefacción) cuesta la friolera de 5 millones de euros al año, a pesar de que únicamente se usa el 30% de esta sede parlamentaria. En su construcción participaron 700 arquitectos, 20.000 trabajadores y 5.000 militares. Mientras su pueblo se moría de hambre, el dictador Nicolae Ceausescu se gastó el equivalente a 2.000 millones de euros en levantar el mayor edificio administrativo del mundo… y también el más pesado.

Estadio Olímpico (Montreal, Canadá) – 1.000 millones de euros

Estadio Olímpico (Montreal, Canadá) – 1.000 millones de euros

Los juegos olímpicos de Montreal han pasado a la historia por ser los JJOO más costosos y peor organizados de todos los tiempos. Conocidos como ‘juegos de la bancarrota’, el estadio olímpico no se terminó de construir hasta 1987, once años después de la fecha en la que debía estar acabado, y la factura de Montreal 76 –con ingentes pérdidas y disparados costes de construcción hasta 12 veces por encima del presupuesto inicial– no se terminó de pagar hasta 2006 y se hizo a costa de los bolsillos de los ciudadanos, que sufrieron tres décadas de abrasivos impuestos.

Jantar Mantar (Jaipur, India) – coste desconocido

Jantar Mantar (Jaipur, India) – coste desconocido

Construido en 1734 por el Maharajá Jai Singh II, se trata de un gigantesco observatorio astronómico compuesto por hasta nueve monumentos escultóricos, cuyas formas permitían el estudio de la evolución de las sombras producidas por el sol. El más impresionante es una estructura de 27 metros de alto y la sombra se mueve a una razón de 4 metros por hora.

La Ciudad de la Cultura de Galicia (Santiago de Compostela, España) – 475,9 millones de euros

La Ciudad de la Cultura de Galicia (Santiago de Compostela, España) – 475,9 millones de euros

Este faraónico proyecto tardó nueve años en terminarse. Las obras se iniciaron en 2002 siguiendo los diseños del arquitecto estadounidense Peter Eisenman. Nacida durante los años de los excesos, su presupuesto inicial de algo más de 130 millones de euros se cuadruplicó a lo largo de los años. Al final únicamente se construyeron cuatro de los seis edificios previstos. En algo más de cinco años funcionando, apenas ha recibido dos millones de visitantes.

Centro comercial New South China (Dongguan, China) – 875 millones de euros

Centro comercial New South China (Dongguan, China) – 875 millones de euros

El New South China Mall tiene 900.000 metros cuadrados de superficie, con 2.350 locales. Conocido como 'la zona muerta', únicamente 47 establecimientos estás abiertos al público, menos del 1%. Cuenta con una copia de 25 metros de alto del Arco de Triunfo, una réplica del campanario de San Marcos de Venecia, un canal de 2,1 kilómetros con Góndolas, una montaña rusa de 553 metros y hasta un parque de atracciones de los 'Teletubbies'.

Aeropuerto de Ciudad Real (Ciudad Real, España) – 1.000 millones de euros

Aeropuerto de Ciudad Real (Ciudad Real, España) – 1.000 millones de euros

El proyecto, que se inició en 2004 y se inauguró en 2008, ha tenido un coste de construcción directa de unos 450 millones de euros, aunque si tomamos como referencia todo el proyecto (las expropiaciones de terrenos, las subvenciones a las aerolíneas y el coste de mantenerlo abierto cuatro años), la inversión podría superar el doble de esa cantidad. Se diseñó para tener 2,5 millones de viajeros al año pero en 2010 sólo lo usaron 31.000.

Ciudad de Naipyidó (Myanmar) – 4.000 millones de euros

Ciudad de Naipyidó (Myanmar) – 4.000 millones de euros

Hace 10 años Birmania decidió mover su capital de Yangon a Naipyidó. Apenas viven 100.000 personas en una extensión de 2.700 kilómetros cuadrados, lo que deja una densidad de 2,7 habitantes por km2. Cuenta con carreteras de hasta 20 carriles y su presupuesto rondó los 4.000 millones de euros. Lo que más destaca de la ciudad es el distrito administrativo, con más de 30 edificios oficiales.

Ryugyong Hotel (Pyongyang, Corea del Norte) – 700 millones de euros

Ryugyong Hotel (Pyongyang, Corea del Norte) – 700 millones de euros

Tras casi 30 años de desarrollo y 700 millones de euros, en 2013 se terminó el Ryugyong Hotel con sus 330 metros de altura y sus 105 plantas. Diseñado por Baikdoosan Arquitectos. La construcción comenzó en 1987 y se detuvo entre 1992 y 2008. Según todas las guías de arquitectura, es uno de los edificios más feos del planeta.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias (Valencia, España) – 1.102 millones de euros

La Ciudad de las Artes y las Ciencias (Valencia, España) – 1.102 millones de euros

Es sólo una de las 11 de las mayores infraestructuras construidas durante la orgía del ladrillo español y que en conjunto suman casi 4.500 millones de euros de inversión. La gran obra de Santiago Calatrava supone una cuarta parte de ese dinero. El complejo lo conforman siete grandes construcciones (L'Hemisfèric, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, L'Umbracle, el Oceanográfico, el Palacio de las Artes Reina Sofía, el Puente de l'Assut de l'Or y El Ágora), a cada cual más problemática.

National Centre for Popular Music (Sheffield, Reino unido) – 30 millones de euros

National Centre for Popular Music (Sheffield, Reino unido) – 30 millones de euros

La idea de los promotores era convertirlo en la mayor atracción musical del mundo… y fracasaron estrepitosamente. Abrió sus puertas el 1 de marzo de 1999 y cerró en junio del año siguiente. Tras años en estado de semiabandono, hoy es la sede del sindicato de estudiantes de la Universidad de Sheffield.