Información sobre vivienda y economía

Vivo en una fortaleza inexpugnable: 5 poblaciones dentro de ciudadelas amuralladas

Autor: Redacción

Hay un dicho anglosajón que dice que “mi casa es mi castillo” y, a juzgar por las imágenes, hay lugares en los que esta frase se hace realidad. Las ciudadelas fortificadas con forma de estrella se convirtieron en un mecanismo habitual de defensa en pequeñas poblaciones italianas a partir del siglo XV. De hecho, de ahí toma su nombre este estilo de fortificaciones: traza italiana.

Su forma geométrica responde a un cambio en la forma de guerrear: su sistema de aristas defensivas era una fórmula para frenar los avances de la infantería y proteger el interior de los disparos de artillería.

Este tipo de diseños estrellados dejaron de ser la mejor opción a la hora de proteger una ciudad cuando los cañones empezaron a ganar potencia de fuego en el siglo XIX. Sin embargo, aunque ya no tienen utilidad militar, se han convertido en preciosos ejemplos de urbanismo geométrico, sobre todo a vista de pájaro.

Estas son las más espectaculares:

Palmanova (Italia)

Palmanova (Italia)

Bourtange (Países Bajos)

Bourtange (Países Bajos)

Neuf brisach (Francia)

Neuf brisach (Francia)

Almeida (Portugal)

Almeida (Portugal)

Naarden (Países Bajos)

Naarden (Países Bajos)