Información sobre vivienda y economía

Estos son los retos y desafíos de un fondo extranjero que invierte en ladrillo español

Autor: Redacción

El mercado inmobiliario español lleva ya años en el punto de mira de los fondos de inversión  internacionales y más durante 2017, un año que se caracteriza por una mayor estabilidad política y económica a nivel global, según los expertos. Pero aun así, los fondos tienen una serie de retos a la hora de invertir en el sector inmobiliario, tal y como lo define Borja Goday, Head of Iberia de la firma alemana Patrizia Inmobilien AG. En su opinión, entre los desafíos están encontrar edificios eficientes y que den una buena rentabilidad, una fiscalidad más clara y una legislación urbanística más segura.

Durante la jornada de Fondos & Socimis organizada por Cesine y el despacho de abogados Pérez-Llorca, Goday ha dibujado el panorama de retos y oportunidades que se encuentra un fondo de inversión extranjero cuando quiere invertir en el sector inmobiliario.

Durante el primer trimestre de este año, la inversión inmobiliaria ha alcanzado los 3.417 millones de euros, un 50% más que hace un año, según cifras de la consultora CBRE. Del importe total, un 70% ha tenido origen extranjero, lo que viene a confirmar el apetitivo de los inversores foráneos por el ladrillo español. Y de este porcentaje, un 11% son fondos procedentes de Alemania.

Por eso Goday resume cuáles son los retos y desafíos a los que se enfrenta un fondo cuando invierte en nuestro país:

1.-Comprobar que el edificio que compra el fondo cumpla con las exigencias de los inversores desde el punto de vista técnico, de construcción y de eficiencia energética.

2.- La financiación: no es un problema si no hay incertidumbres. “El 65% de nuestras inversiones está en un sector de inmuebles en rentabilidad y el otro 35% lo invertimos en desarrollo y rehabilitación. La parte positiva es que los bancos españoles tienen posiciones muy sólidas y una visión muy clara de cómo va a funcionar el mercado”, señala Goday.

3.- La fiscalidad: aunque el responsable de Patrizia en España destaca que la legislación española es segura, resalta que para un fondo es importante ir bien asesorado y aconsejado en temas fiscales y que le gustaría que el escenario fuera más claro y estable.

4.- El Urbanismo: es un tema clave, especialmente en rehabilitación de inmuebles. Goday asegura que cuando se invierte en otros mercados extranjeros hay más seguridad que cuando se invierte en el mercado español. “Si para conseguir una licencia de obra se tarda un año, esto supone unos elevados costes y tiene una intervención directa en el tipo de inversiones que se deciden hacer”, añade el experto.

5.- La estabilidad: 2016 fue un buen año en cuanto a inversión inmobiliaria en nuestro país, pero hubo varias incertidumbres económicas y políticas, como el Brexit. Este año los factores desestabilizadores podrían ser las elecciones en Francia, en Alemania o las elecciones adelantadas de Reino Unido.

6.- La rentabilidad: a las firmas de inversión cada vez les cuesta más encontrar un buen producto a buen precio porque las rentabilidades se han reducido significativamente en los principales mercados del país. Por eso, el responsable en España de Patrizia asegura que es un reto encontrar un buen producto y ver el riesgo que conlleva.

Goday asegura que ante estos desafíos lo más importante es que el sector inmobiliario español sea más profesional. Pero no todo son retos, también hay oportunidades. Goday asegura que la novedad que ellos presentan frente a otros fondos internacionales es el lugar donde ven oportunidades. “Hemos invertido en plazas que no son las habituales para un fondo extranjero. La primera inversión que hicimos fue en Málaga con la compra de un local comercial en la zona prime de la ciudad porque hay muchas ciudades diferentes a Madrid o Barcelona”, añade.