Información sobre vivienda y economía

Fondos de inversión inmobiliaria: cuáles son los más rentables y dónde invierten su cartera

Autor: Redacción

El ladrillo ya no asusta a los inversores. Todo lo contrario. El sector inmobiliario cada vez gana más peso como alternativa de inversión de diferentes maneras, ya sea la compra directa de inmuebles, las acciones de empresas cotizadas o la inversión en fondos especializados que buscan aprovecharse de las recientes mejoras del sector.

Y es que, mientras los productos tradicionales como los depósitos bancarios o los bonos soberanos ofrecen unas rentabilidades ínfimas y las bolsas siguen sufriendo vaivenes constantes ante la incertidumbre política, económica y geográfica mundial, varios fondos de inversión ligados al ladrillo están alcanzando unos rendimientos anuales de entre el 8% y el 20%... Todo un oasis para la comunidad inversora que, a través de este tipo de productos, logra minimizar los riesgos de su cartera y deja su inversión en manos de una gestora.

"Los fondos permiten acceder a infinidad de mercados y sectores y, en ocasiones, a inversiones a las que de otra forma un inversor particular no podría tener acceso. También logran diversificar el riesgo mediante la inversión en una gran cantidad de activos y emisores", explicaba hace unos meses Luis Martín-Jadraque, responsable del Centro de Inversiones de Deutsche Bank España.

Dentro de los fondos de inversión inmobiliaria, la opción a tener en cuenta son aquellos que están consiguiendo las rentabilidades más jugosas. Repasamos cuáles son y en qué tipo de empresas invierten según los datos del diario Expansión:

En el caso de España, un buen ejemplo del comportamiento de estos productos es el que protagoniza Ibercaja Sector Inmobiliario, un fondo que pone el foco en las empresas españolas. De las cinco empresas con mayor peso en su cartera, encontramos tres nombres domésticos: la socimi Merlin Properties, la socimi Lar y la constructora Ferrovial. Con esta apuesta, el fondo ha obtenido un rendimiento anualizado del 13,2% en los últimos tres ejercicios.

Otro de los productos que está cosechando buenos resultados es GVC Gaesco Oportunidad Empresas Inmobiliarias RV, que acumula una revalorización del 8,8% anual desde mayo de 2013 y tiene una exposición europea: la española Cellnex, la alemana Alstria Office y la francesa Orpea son sus principales apuestas.

A escala europea, la gran referencia es Henderson Horizon Pan European Property Equities, un fondo especializado que acumula una rentabilidad del 20% anual durante los últimos tres ejercicios gracias a su exposición a estas tres firmas: la británica Land Securities Group, la germana Deutsche Wohnen y la gala Unibail-Rodamco.

Una estrategia similar sigue F&C Real Estate Securities, que ha conseguido un rendimiento anualizado del 19% desde 2013. Al igual que Henderson, apuesta por la francesa Unibal y la británica Land Securites.

Una alternativa diferente es la que ofrece Petercam Real Estate Europe Dividend, un fondo centrado en buscar empresas inmobiliarias con alta rentabilidad por dividendo, como por ejemplo los Reits británicos o las socimis españolas, obligados por ley a repartir entre sus accionistas una parte importante de los beneficios que obtienen por las rentas de los alquileres.

Con un enfoque más global y de la mano de BlackRock, la mayor gestora de fondos del planeta, encontramos a World Real Estate Securities Fund con un retorno anualizado del 10,7%. Más de la mitad de su cartera está centrada en Estados Unidos (53,2%), aunque también tiene exposición al sector inmobiliario japonés (el 13,7%) y de la eurozona (9,9%).

En Estados Unidos también se centra Morgan Stanley Investment Funds US Property Fund, un producto con el que el famoso banco de inversión está consiguiendo una rentabilidad anualizada del 12% en los últimos ejercicios gracias al peso que tienen en su cartera Simon Property Group y Equity Residential.

Según los datos de la patronal de fondos Inverco, a cierre de marzo (último dato oficial disponible) había apostados en España 1.092 millones de euros en instituciones de inversión colectiva inmobiliarias de manos de 4.515 partícipes, lo que significa que el número de ‘socios’ se ha incrementado levemente en lo que llevamos de año (en diciembre de 2015 había 4.501), mientras que el patrimonio invertido se ha reducido cerca de un 3% (en diciembre el patrimonio ascendía a 1.124 millones).