Información sobre vivienda y economía

El precio de la vivienda cae en Reino Unido y aumenta el riesgo de impago de hipotecas en las regiones pro-Brexit

Autor: Redacción

Las últimas cifras no son halagüeñas para el mercado de la vivienda en Reino Unido. Los precios han caído de forma generalizada durante el último año, sobre todo en aquellas zonas donde más se va a notar la salida de la UE. A las dudas sobre la economía y el empleo se une el incremento de los tipos de interés, lo que también aumenta el riesgo de impago de las hipotecas en estas regiones más vulnerables del país, y en las que ganó el Brexit.

El mercado de la vivienda parece sufrir una desaceleración de los precios. Han caído de forma generalizada durante los últimos 12 meses, sobre todo fuera de Londres. En el noreste del Inglaterra han descendido un 1%, al noreste, un 0,3%, y hasta un 0,5% en el norte del país hasta Escocia.

Según los expertos, la economía tampoco va a acompañar a la recuperación debido a las consecuencias del Brexit, mientras aún se negocia si será una salida dura o más flexible. Todas las regiones fuera de Londres, que está mucho más diversificada y menos dependiente de la UE, van a notar las consecuencias de la salida de la Unión Europea en su economía local.

Las dudas que se ciernen sobre el futuro, unido a un aumento de los tipos de interés por parte del Banco de Inglaterra, pronostican un aumento de los préstamos hipotecarios con riego de impago.

Lo que más temen los expertos no es este impago, sino que los hipotecados recorten sus gastos para cumplir con el aumento de sus hipotecas y dejen de consumir, lo que afectará a la economía en general. Y que esto degenere en una recesión frente a la actual desaceleración.

Durante estos años, las medidas del Ejecutivo conservador para fomentar la compraventa de vivienda elevaron la demanda. Los bancos emitieron tasas de préstamos má baratos, junto a condiciones más flexibles para acceder al préstamo, y unido a los programas gubernamentales para fomentar las compras.

A todo esto, se une la escasez de ahorro de los habitantes de estas regiones, que los expertos dicen que serán las más afectadas por los efectos de la salida del Reino Unido de la UE. Sin embargo, fueron están regiones las que más apoyaron el Brexit, parece que sin conocer sus consecuencias.