Información sobre vivienda y economía

Este edificio prefabricado es el modelo para desarrollar una arquitectura sostenible en China

People's Architecture Office
People's Architecture Office
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Con sus casi 1.400 millones de habitantes, China es el país más poblado del mundo, aunque, en términos globales, su densidad demográfica es bastante reducida, al nivel de países como Suiza. La existencia de amplias áreas rurales con una baja aglomeración de personas contrasta con lo que ocurre en algunas de las principales ciudades, como Cantón, con más de 32 millones de habitantes, o Pekín, la capital del país, que cuenta con 21 millones de personas. Este incremento de población ha sido muy rápido, más si se tiene en cuenta que algunas de estas urbes eran relativamente pequeñas hace algunas décadas. De hecho, Pekín, ha triplicado su población en los últimos 40 años, como señalan algunos expertos.

Esta excesiva de concentración de población en las principales áreas urbanas del país tiene importantes repercusiones desde diferentes puntos de vista. Por ello las autoridades han decidido tomar cartas en el asunto e iniciar una serie de actuaciones dirigidas a buscar una salida adecuada a los problemas que ya se pueden observar.

La descongestión de algunas de estas urbes es urgente, tanto por causas sociales y económicas como por la necesidad de reducir la presión sobre el medio ambiente.Y un ejemplo de esta línea de trabajo la encontramos en Xiong'an, una ciudad al norte del país, a solo 100 kilómetros de la capital. Aquí se está desarrollando la que se conoce como Nueva área de Xiong'an un interesante proyecto residencial para atraer a parte de la población de la capital y, así, colaborar con el proceso de descongestión. El proyecto se basa en la aplicación de principios de diseño sostenibles y de coste de energético neto. De hecho, esta nueva zona utilizará íntegramente electricidad limpia y el 10 % del área estará protegida como tierras de cultivo permanentes.

El buque insignia de esta área urbana Lakeside Plugin Tower, construida en 2017, que sirve como modelo de arquitectura sostenible y que inspirará a todo el conjunto. Esta obra de People's Architecture Office en asociación con el Instituto de Investigación de Edificios de Shenzhen, consiste en un edificio prefabricado de 480 metros cuadrados

Uno de los principales retos de este peculiar edificio en un país en el que la contaminación y la degradación ambiental se ha convertido en un gran problema, es asegurar que el impacto ambiental es tan reducido como sea posible. Por ello, la Lakeside Plugin Tower se asienta sobre una base de pilares de hormigón distribuidos por toda la parte inferior, de tal forma que todo el edificio se eleva una planta sobre el suelo para permitir que las aguas pluviales sean absorbidas por el suelo. Esto se alinea con el concepto de ciudad esponja de China, un replanteamiento de la ciudad de asfalto para reducir las inundaciones extremas y la contaminación de la superficie en las zonas urbanas. La altura del edificio elevado también permite abundante luz solar para que la vegetación florezca sin interrupciones en todo el espacio.

El edificio está diseñado bajo los principios de construcción de energía neta cero. Los paneles solares cubren el techo del edificio para obtener su propia energía. Con ella, además, se activa un sistema de calefacción en los paneles del suelo. Todo ello bajo rígidos paŕametros de eficiencia energética. Las ventanas están diseñadas para permitir la ventilación natural. Cada piso está conectado a torres de servicio que contienen circulación vertical y un sistema de alcantarillado fuera de la red que ofrece tratamiento sostenible de aguas residuales en el sitio.

Si este modelo tiene éxito en un país tan característico como China, sin duda, será un paso adelante en el desarrollo de nuevas formas de urbanismo y arquitectura.