Información sobre vivienda y economía

Lo ‘cool’ no es barato: esto es lo que cuesta alquilar un puesto de ‘coworking’ en Barcelona

Coworking
Coworking

Es moderno, práctico, actual y… con un precio que puede parecer elevado. La ola de los coworkings y la demanda que ha causado entre autónomos y pequeñas empresas han llevado a que los principales operadores de este tipo de espacios de trabajo en Barcelona hayan aprovechado esta tendencia para sacar rentabilidad. Alquilar un espacio fijo de ‘coworking’ en la capital catalana cuesta, de media, 311 euros.

Si bien es un precio elevado, los servicios que ofrecen son muy cómodos para los usuarios, ya que su valor añadido es llegar al espacio, sentarse y empezar a trabajar, con todas las facilidades y servicios que cualquier oficina puede ofrecer. No obstante, los precios también cambian por zonas: desde el centro de Barcelona a la periferia de la ciudad, pasando por la zona por excelencia para oficinas en la capital catalana, el 22@, los precios no son los mismos.

Según un estudio elaborado por Forcadell, una mesa fija en un coworking en la ciudad tiene un precio medio de 311 euros en pleno 22@, mientras que en el centro de Barcelona tiene un coste de 300,7 euros. El precio disminuye drásticamente en la periferia de la capital catalana, donde baja a los 217 euros.

Otra de las modalidades de ‘coworking’, que además es la más extendida entre creativos y pequeños autónomos, es la de ‘hot desk’ o lo que es lo mismo, llegar a un centro de coworking, sentarse donde haya sitio, trabajar e irse, sin tener un sitio fijo. Esta membresía tiene un precio de 223,5 euros en el 22@, mientras que en el centro de la capital catalana cuesta 203 euros. En la periferia es mucho más barato: 138 euros.

Precio por operadores

Si bien el precio medio es elevado, la oferta de coworkings en toda Barcelona han hecho que el sector se vuelva más competitivo. Uno de los líderes de este negocio es la estadounidense WeWork. La compañía tiene los precios más o menos unificados, sin importar la zona donde se encuentre el edificio. El precio de salida son 250 euros para un escritorio compartido, con un centro definido y la oportunidad de poder trabajar en otros dos centros dos veces al mes. El precio se eleva cuando el escritorio es fijo, con un precio de 350 euros al mes.

Spaces se ha posicionado como una de las opciones más económicas. El coworking de IWG, especializada en espacios de trabajo, tiene un precio de salida de 197 euros al mes donde, según la compañía, “el usuario tendrá un lugar de trabajo con toda la flexibilidad que quiera en uno de los clubes de negocios, pensado tanto para personas como para empresas”. En cuanto al escritorio fijo, el precio también es más económico que el de su máximo rival en España (WeWork) con 273 euros al mes.

En el negocio del coworking también hay operadores nacionales que se están abriendo un hueco en España. Es el caso de Aticco y Utopicus. La catalan Aticco se gestó en mayo de 2016, casualmente, en otro ‘coworking’, tras ver posibles mejoras en este modelo en España. Con una inversión inicial de 300.000 euros, Aticco estrenó su primer espacio de casi 1.000 m2 en el corazón de Barcelona, en el número 52 de Ronda Sant Pere.

Alquilar un espacio flexible en uno de sus centros de Barcelona es similar al de WeWork, si bien ofrece muchas más opciones. Un puesto flexible, con acceso todos los días de la semana, salas de reuniones e impresiones, tiene un precio de 250 euros al mes. No obstante, Aticco ofrece otras membresías más económicas, como una opción de media jornada a 189 euros o un pase de sólo una semana a 125 euros.

Utopicus, propiedad de la socimi Colonial, también opera a un precio similar al de sus competidores. Su precio es de 250 euros al mes por un espacio fijo y 175 euros por un espacio flexible.

Etiquetas
Coworking