Información sobre vivienda y economía

Las cinco tendencias que transformarán los edificios inteligentes en los próximos años

El negocio de las oficinas exige que los edificios sean cuanto más inteligentes mejor

Smart buildings
Smart buildings
Autor: Redacción

Tanto el mercado como el negocio de las oficinas exigen, cada vez más, que los edificios sean cuanto más inteligentes mejor. Según un estudio elaborado por Berg Insight, la predicción del comportamiento del usuario o la eficiencia energética serán algunas de las tendencias que transformarán los edificios inteligentes de oficinas en los próximos años.

Según este informe, la ciudad del futuro dependerá en gran medida del desarrollo de los edificios inteligentes, que tendrán, en 2022, 483 millones de dispositivos conectados a nivel mundial. Un aumento anual promedio del 33% respecto a 2018. Como consecuencia de esta tendencia, expertos de Johnson Controls Building Technologies & Solutions han identificado los cinco desarrollos tecnológicos que van a marcar el mercado de este tipo de inmuebles en los próximos años:

Predicción del comportamiento

El sector de los edificios inteligentes facturará 105.000 millones de euros en 2020, un 12% que el año anterior. Un crecimiento directamente ligado al desarrollo del IoT y a la Inteligencia Artificial. En este contexto, el mercado de las oficinas será testigo de cómo soluciones basadas en estas tecnologías, como Central Plant Optimization (CPO), permiten realizar controles predictivos para optimizar los costes de las operaciones del edificio.

Gemelos Digitales

En 2021 la mitad de las compañías industriales gozará de gemelos digitales, lo que les ayudará a aumentar su eficacia en un 10% al analizar toda la información generada desde el sistema de gestión del edificio, los datos de sistemas de HVAC, la iluminación, los sistemas antiincendios o la seguridad.

Mayor foco en las personas

El edificio inteligente se basará, no solo en la búsqueda de eficiencia energética, sino en la protección de las personas. Se instalarán paneles de control calefacción, ventilación y aire acondicionado para reducir costes innecesarios a la vez que garantizan la protección de los dispositivos inteligentes del sistema.

Eficiencia Energética

Actualmente los edificios consumen el 47% de la energía en el mundo, y la mitad de este proviene de los frigoríficos instalados en este. Con el objetivo de paliar este problema han surgido soluciones como la Smart Connected Chiller (SCC), una solución que garantiza una conexión segura al enviar los datos del frigorífico a una base de datos de alta seguridad en la nube, lo que permite, entre otras cosas, realizar un mantenimiento proactivo de los elementos básicos del dispositivo y así reducir el consumo energético hasta un 35%.

Integración total

Los edificios necesitan de un cerebro que permita una gestión de los subsistemas que componen la edificación. Aquí es donde entra en juego el BMS (Building Management System), un sistema de gestión que asegura la supervisión y el control total de las diferentes partes del edificio para lograr la mayor eficiencia energética, soluciones que integren los sistemas de climatización, iluminación, afluencia, ascensores, seguridad y protección contra-incendios en una única plataforma.