Información sobre vivienda y economía

Zona Fira, tras los pasos del 22@: avanza el mayor proyecto de reconversión urbanística de Barcelona

Según el informe, se prevé que en la Marina del Prat Vermell se urbanicen un total de 75 hectáreas

Zona Franca
Zona Franca
Autor: Redacción

La Zona Fira de Barcelona se proyecta como la mayor reconversión urbanística de Barcelona después del 22@. Así se desprende del informe presentado por la consultora CBRE, que analiza la proyección de esta zona en los diferentes sectores. "La Marina del Prat Vermell y todo el conjunto de la Zona Fira tienen la oportunidad de ser una de las grandes locomotoras de crecimiento de la Barcelona del futuro”, según Xavier Güell, director de CBRE Barcelona.

Según el informe, se prevé que en la Marina del Prat Vermell se urbanicen un total de 75 hectáreas, el equivalente a 40 manzanas de l’Eixample de Barcelona. En concreto, el área desarrollada contará con casi 12.000 viviendas, lo que generará un crecimiento en la población de 28.000 personas. Debido a su gran tamaño, la Marina se ha dividido en 14 sectores para trabajar por etapas y cada una de ellas se encuentra en diferente nivel de desarrollo urbanístico.

“Este gran ámbito abarcará nuevos barrios que deben estar bien equilibrados en cuanto a usos y bien dotados de infraestructuras de movilidad, todo ello para aportar calidad de vida real a sus habitantes y por extensión incrementar la capacidad de atraer talento de Barcelona”, explica Güell.

Oficinas, una opción cada vez más atractiva

Actualmente, Zona Fira acumula un 10% del stock de oficinas de la ciudad de Barcelona y se prevé que en sólo tres años este stock incremente un 20% en comparación al registrado en 2020. “Un incremento exponencial si tenemos en cuenta que el crecimiento experimentado en los 10 años anteriores (2011-2020) fue del 25%”, explica el directivo.

La mayor parte del nuevo stock será de Grado A, incrementando la oferta de calidad hasta ahora limitada. Además, cabe destacar que, en los últimos años, los inmuebles de este tipo han concentrado la mayor parte de grandes operaciones. En cuanto a la tasa de desocupación de esta zona se encuentra por debajo de la media de la ciudad de Barcelona y en los últimos meses se ha mostrado mucho más resiliente que la de otros submercados.

Hasta el momento, el perfil del ocupante en oficinas de la Zona Fira, era principalmente de carácter nacional y del sector industrial. La aparición de edificios de calidad atraerá en la zona a nuevos perfiles y se espera que incremente las rentas.

En cuanto al mercado de inversión, cada vez más, los inversores internacionales muestran su interés por esta área. “De 2010 a 2015 la inversión extranjera en la zona representaba un 22% del volumen invertido, pero en los últimos cinco años ha acaparado el 66%”, anotan desde la consultora. La inversión anual se ha mantenido en niveles estables desde 2017, con volúmenes en torno a los 100 mil millones de euros, un volumen modesto debido a la falta de producto.

Los sectores industrial y logístico, estratégicos para realzar el valor de la zona

La conexión con el aeropuerto y puerto de Barcelona hacen de esta zona un sitio de especial interés para todas las corporaciones. El parque empresarial se está renovando y se promueven nuevos desarrollos de naves de última generación. Es un enclave estratégico por la cantidad de empresas del sector servicios que se han instalado en la zona.

Nacex, Falck VL, Salvat Logística, son algunas de las empresas logísticas ubicadas en esta zona, que conviven con otras de carácter más comercial como Ikea o Saltoki. “De todas maneras hemos de pensar más allá y visualizar esta zona como un lugar privilegiado para establecer uno de los grandes hubs de la Industria 4.0 de Barcelona”, explica Güell. Uno de los proyectos previstos localizado en Hospitalet de Llobregat corresponde a “llave en mano” y supone unos 31.000 m2.