Información sobre vivienda y economía
5 consejos que debes seguir si te planteas comprar una vivienda

5 preguntas que deben hacerse los compradores de viviendas

Autor: equipo

Si has encontrado o estás en proceso de búsqueda de vivienda, siempre es necesario hacerse algunas preguntas vitales al decidir comprar una casa. El tiempo que tienes pensado vivir en ella o si el vecindario es de tu agrado son algunas de ellas

Según leonard Baron, autor de diversos libros sobre el mercado inmobiliario, las 5 principales preguntas que debemos hacernos son:

1. ¿Voy a ser propietario al menos durante los próximos 5 años?

Esta es la primera y más importante cuestión que debemos plantearnos antes de considerar la compra de cualquier propiedad. Las personas que compran una viviendas piensan en ellas como una forma de revalorizar su patrimonio y cinco años es -de media- el tiempo necesario para recuperar los gastos asociados a la compra de una vivienda. Si piensas tenerla menos tiempo, alquila la casa. Alquilar no es tirar el dinero y en la situación actual del mercado, si compras y vendes rápido una vivienda es probable que acabes financieramente peor que cuando empezaste

2. ¿Me encanta la vivienda que quiero comprar?

La segunda cuestión es si estás "enamorado" de la casa que te interesa. Si buscas una vivienda para vivir debes saber que vas a pasar mucho tiempo en ella, por lo que te debe encantar. No compres una casa si no te gusta mucho y no compres por comprar o porque alguien te diga que es una buena idea. Compra lo que quieres, cuando estés preparado y una vivienda que estés orgullosa de mostrar a tus amigos durante años y años

3. ¿Puedes comprarla?

Es más caro ser propietario de una vivienda de lo que cualquiera puede pensar. Incluso aunque compremos y financiemos a buen precio, debes estar seguro de que podrás asumir todos los costes. Los bancos no suelen tener en cuenta los gastos de criar hijos, salud, estilos de vida caros o hábitos de la gente acostumbrada a gastar mucho dinero. Por lo tanto, nadie mejor que tú sabe lo que sueles gastar al mes. Hay que ser sincero con uno mismo y saber dónde está nuestro límite o si nuestro trabajo corre peligro en los próximos meses

4. ¿Está en buen estado la vivienda?

Este es otro punto a tener muy en cuenta. Hay gente que se mete en viviendas para reformar atraídos porque suelen costar un poco menos, sin embargo, nadie es capaz de calibrar con exactitud con un par de visitas a la casa el coste de poner una vivienda en buen estado para vivir. Normalmente, a no ser que seas constructor, las obras siempre cuestan más de lo que pensamos

5. ¿Conoces el vecindario?

¿Hiciste una búsqueda adecuada? ¿conoces el vecindario de día y de noche? ¿y a los vecinos? una opción puede ser alquilar una casa antes para saber si te gusta vivir en esa zona y en cuanto a una casa en concreto, sería muy conveniente conocer a los vecinos que vas a tener. Nadie como un vecino molesto para acabar con la ilusión de tener casa. Sólo quien ha tenido una mala experiencia vecinal nos podrá contar lo insoportable que puede llegar a ser la convivencia

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail