Información sobre vivienda y economía

Paradoja estadística: la concesión de hipotecas en caída libre desde hace 3 años pero sube el importe prestado

Autor: Redacción

La concesión de hipotecas en noviembre se desplomó un 27,4% respecto al mismo mes del año pasado al alcanzar las 13.933 unidades, según datos del instituto nacional de estadística. Este dato continúa así su senda de descensos que comenzó en mayo de 2010. Paradójicamente el importe medio prestado fue de 106.473 euros, un 2,1% más que hace un año y un 3,1% más que el mes pasado. Los datos del ine toman como referencia las hipotecas inscritas en el registro, lo que sucede unos dos o tres meses después de la firma de la operación ante notario

En tasa intermensual, la concesión de hipotecas cedió un 5,2%. Pero se prestó más dinero. En concreto, el importe medio de las hipotecas inscritas en los registros de la propiedad (procedentes de escrituras públicas realizadas ante notario anteriormente) para la compra de vivienda se situó en 106.473 euros en noviembre, un 2,1% más respecto al mismo mes del año anterior y un 3,1% más en comparación con octubre. Se trata de una cantidad de dinero que no se veía desde junio de 2012

El capital prestado alcanzó los 1.483 millones de euros, un 25,9% menos que hace un año. En tasa mensual (-2,3%), el mes de noviembre de 2013 fue la tasa más baja del periodo considerado

Tipo de interés de las hipotecas

El 92,8% de las hipotecas constituidas en noviembre utiliza un tipo de interés variable, frente al 7,2% de tipo fijo. El Euribor es el tipo de referencia más utilizado en la constitución de hipotecas a interés variable, en concreto en el 87,6% de los nuevos contratos

El tipo de interés medio para el total de fincas es del 4,45% y el plazo medio de 20 años. El tipo de interés medio para las hipotecas constituidas sobre viviendas es del 4,40%, un 0,3% superior al registrado en noviembre de 2012

Fernando Encinar, director de estudios de idealista.com ve en estas cifras “un dramático panorama, con el ajuste más Drástico en los últimos años y una bajada de casi el 28% , en línea con las caídas que acumula en los tres últimos años. Según estos mismos datos las entidades financieras conceden muchos menos créditos hipotecarios pero sin embargo lo hacen por un importe mayor. Esto significa que, por una parte, los bancos están seleccionando mejor a sus clientes y pidiendo más garantías y por otra que los clientes que acceden a los préstamos son más solventes y de mayor poder adquisitivo. La noticia positiva para encinar es que en 2014 los datos serán mejores en parte porque se compararán con los de 2013, los más bajos de la serie histórica, y porque los bancos están ya planteándose volver a conceder hipotecas, rebajando los diferenciales que podrían situarse en el entorno del 1,5% a corto plazo”