Información sobre vivienda y economía

A la venta un piso en el edificio desde el que el anarquista Mateo morral atentó contra Alfonso xlll en 1906 en idealista.com

la bomba con la que mateo morral trató de acabar con la vida de alfonso xlll y su esposa iba camuflada en un ramo de flores
Autor: @RobertoArnaz

Un bibliotecario de apariencia inofensiva, una conspiración internacional y una potente bomba escondida en un ramo de flores con un único objetivo: matar al rey y provocar un levantamiento popular que instaurase la república. Aunque parezca una intriga elucubrada por la retorcidamente del profesor moriarty las películas de ‘sherlock holmes’ dirigidas por el británico guy ritchie, ocurrió de verdad en Madrid el mediodía del 31 de mayo de 1906

Aquella jornada la capital de España estaba engalanada, Alfonso xiii contraía matrimonio con la princesa victoria Eugenia de battenberg en la iglesia de san Jerónimo. Tras la ceremonia, la comitiva enfiló la calle mayor camino del palacio real

Allí, en una de las ventanas del cuarto piso del edificio situado en el número 88 de la calla (hoy número 84) esperaba impaciente Mateo morral, un joven bibliotecario de 26 años que había abandonado el negocio textil familiar en Barcelona para irse a Alemania, donde entró en contacto con grupos anarquistas y se convirtió en terrorista. De ellos recibió el explosivo que debía acabar con la vida de Alfonso xiii, envuelto en una bandera francesa

En las jornadas previas al atentado, eligió el lugar desde donde lanzaría la bomba: una pensión con una vista privilegiada sobre el recorrido de la comitiva real, y convino con los propietarios de la misma el abono de 25 pesetas diarias por adelantado durante 14 días. Antes de ponerse el traje de terrorista, morral envió tres tarjetas postales a su enamorada de Barcelona, la señorita soledad villafranca

Cuando el carruaje de los reyes pasaba por debajo de su ventana, el bibliotecario soltó el envenenado ramo de flores. Sin embargo, el atentado no salió según lo esperado: en su caída la bomba tropezó con uno de los cables del tranvía y se desvió hacia el público que veía pasar la comitiva real, custodiada por una compañía del regimiento militar wad-ras

Fue una masacre con 28 muertos y un centenar de heridos, según las crónicas de la época, entre ellas las de Pío baroja. Alfonso xiii se salvó milagrosamente y continuó reinando hasta que en 1931 se instauró la segunda república

Un testigo de la historia a la venta

De la pensión desde la que atentó el anarquista Mateo morral apenas queda ya más vestigio que la fachada y el ramo de flores que los actuales sus propietarios del piso han mantenido colgado del balcón desde el que se tiró el artefacto. La vivienda fue adquirida hace unos años por los propietarios del restaurante casa ciriaco, situado en los bajos del edificio

Según el diario digital voz pópuli, también promovieron el monolito que se construyó en la calle e incluso mostraron en alguna ocasión al príncipe el lugar desde el que se lanzó la bomba

Aunque las crónicas de la época sitúan la pensión desde la que atentó morral en la cuarta planta debido a que por aquel entonces el primer piso era considerado la entreplanta del edificio, según acredita la investigación pericial del atentado, recogida por la universidad complutense (archivo del caso)

Una planta por debajo del supuesto lugar desde el que morral lanzó la bomba magnicida. La vivienda, a la venta en idealista.com, tiene 150 m2, está reformada y cuenta con tres dormitorios, tres baños y unas vistas muy similares a las que tenía la habitación del terrorista, con la glesia del sacramento al fondo (anuncio del piso en idealista)