Información sobre vivienda y economía

El lado positivo de la caída de precios: pagar el piso cuesta a las familias lo mismo que hace diez años (tabla)

La caída del 40% del precio de la vivienda desde máximos tiene dos caras: una negativa, ya que muchos propietarios han visto cómo su piso se ha depreciado  y otra positiva, ya que ha mejorado el acceso a la compra de una casa. Así en 2013 comprar una vivienda “tipo” costaba 5,8 años de renta bruta por hogar, niveles que no se alcanzaban desde 2003, según datos del banco de España. El instituto de estudios económicos (iee) estima que a partir de 2016 el precio de la vivienda registrará una subida “brusca” para luego estabilizarse, gracias a la mejora del empleo y de la economía en general

El peor año de la crisis fue 2007, año en que comprar una casa costaba 7,6 años de renta bruta por hogar, una cifra que queda muy lejos de la recomendada por los expertos: entre 3 y 4 años. Aunque en 2013 (la última cifra disponible) el precio de una casa multiplicaba por 5,8 la renta, en el 2000 esta cifra bajaba a 4 años

Desde el instituto de estudios económicos  aseguran que este ratio es “ficticio”, “ya que la mayor parte de la vivienda se financia con hipoteca”. Por eso, recomiendan considerar la relación entre el esfuerzo financiero para su adquisición y la renta familiar. Así, el importe de las cuotas que un hogar medio paga sin contar las deducciones fiscales supone el 34% de los ingresos, niveles que no se veían desde 2003. En cualquier caso, en el año 2000 este ratio estaba en el 30,8%. Según el iee, la liberación de recursos que supone la reducción del Euribor y en los pagos en concepto de hipoteca supone un aliciente para el consumo privado

A tenor de las estimaciones del organismo, la mejora en el acceso a la compra de una casa tiene sus días contados, ya que prevé subidas de precio a partir de 2016 y descarta aumentos salariales. José Luis feito, presidente del iee pronostica “un ajuste brutal al alza” en ese año pero en los siguientes 15 años el precio subirá acorde a la inflación que no llegará al 2%. En su opinión, no habrá bajadas de los tipos de interés como vimos durante el boom inmobiliario pero si el empleo crece intensamente y el PIB sigue aumentando, entonces la recuperación inmobiliaria será un hecho

Para hacer los cálculos sobre la accesibilidad se han tenido en cuenta las cifras del banco de España, que utiliza el precio medio de una vivienda libre de 93,75 m2 construidos y la renta bruta estimada del hogar mediano. El esfuerzo medio anual sin deducciones corresponde al importe bruto de las cuotas a pagar por el hogar mediano, en el primer año tras la adquisición de una vivienda tipo, financiada con un préstamo estándar por el 80% del valor del piso, en porcentaje de la renta anual disponible del hogar

Noticias relacionadas:

Una familia necesita aún 5,8 años de su salario bruto para pagar una vivienda (gráfico)