Información sobre vivienda y economía

Las 5 mentiras piadosas que más se ‘cuelan’ en los anuncios de compraventas

‘Excelente ubicación’, ‘piso acogedor’, ‘gastos de comunidad en 100 euros’ o ‘para entrar a vivir’. Estas son solo algunas de las ‘inexactitudes’ que más se suelen encontrar muchos potenciales compradores de vivienda en los anuncios inmobiliarios, según la opinión de Indivisa.

La adquisición de una vivienda suele suponer un periodo de mucho trabajo de campo para el potencial comprador. Desde decidir la zona dónde se quiere vivir, con unas características determinadas, siguiendo por empaparse de las ofertas en los portales inmobiliarios, como idealista, hasta visitar ‘in situ’ la vivienda. Estos son solo algunos de los aspectos que todo buen comprador tiene que pasar, sin contar con todo lo relacionado con la concesión del préstamo hipotecario.

"Cerca del 90% de las propiedades que se anuncian en los portales de vivienda, acumulan al menos una o dos inexactitudes sobre sus cualidades", afirma Ernesto Pérez Olivera, director general de Indivisa Personal Shopper.  "Esto acarrea entre otras cosas de la frustración por no encontrar el inmueble deseado una pérdida de tiempo cercana a 100 horas".

Las ‘mentiras piadosas’ más frecuentes en el mercado inmobiliario español son:

  • Excelente ubicación. Uno de los trucos más habituales para llamar la atención sobre una vivienda. Ocurre especialmente en las zonas con mayor reconocimiento en las grandes ciudades. “Hemos visitado viviendas que daban a entender que tenían vistas al Parque del Retiro, que en realidad estaban ubicadas a más 700 metros de este parque”, concretan desde Indivisa.
  • Gastos de comunidad: 100 euros. Las cuentas no siempre salen bien en cuanto a los gastos sobre la comunidad y no se concuerda del todo con la realidad. Más aún, en aquellos casos en los que aparece una derrama que eleva enormemente la cuota regular.
  • Superficie anunciada: lejos de enfrentarse a la realidad. Esta es otra de las falsedades más burdas y que menos se prestan a interpretaciones. En muchas ocasiones, el precio final que se anuncia no coincide con la valoración del precio metro cuadrado de su superficie real.
  • Piso acogedor, ideal parejas, piso con muchas posibilidades. “Da igual el eufemismo que se quiera utilizar. Todo llevan a lo mismo: es un piso pequeño”, concreta Pérez Olivera
  • Para entrar a vivir. Para muchos compradores esto significa que solo es necesario pintar. Otros asumirán que necesita, además de pintura y acuchillado, algunas pequeñas reparaciones. “Lo que no es aceptable es encontrar este titular con reformas realizadas hace más de 7 u 8 años.