Información sobre vivienda y economía

13 años y 4 meses: cada vez tardamos más en mudarnos de casa

La vivienda se usa cada vez más para vivir y no como un bien de inversión. El tiempo medio de posesión en 2016 alcanzó los 4.854 días (13 años y 4 meses), sumando un nuevo máximo histórico y cerca de duplicar al dato mínimo, registrado en 2009 con 7 años y 3 meses, según los Registradores. La caída de los precios y los cambios de expectativas de los propietarios han sido las principales causas de que se realicen cada vez menos ventas a corto plazo.

Los españoles se lo piensan cada vez más a la hora de mudarse y poner su vivienda a la venta. Según el Colegio de Registradores de la Propiedad, el periodo medio de posesión de una vivienda que sale al mercado alcanzó en 2016 los 4.854 días, es decir 13 años y casi 4 meses. Este dato bate el récord anterior, registrado en 2015, en 245 días y supone siete años consecutivos de crecimiento después del mínimo marcado en 2009, con 2.661 días (7 años y 3 meses).

“Este dato supone una continuidad en la tendencia creciente del periodo medio de posesión de las viviendas que salen a la venta. En siete años, desde el mínimo de 2009, el periodo medio de propiedad del inmueble se ha incrementado en 2.193 días, es decir, poco más de 6 años. Esto minora significativamente el componente especulativo en el mercado inmobiliario español”, afirmó Beatriz Corredor, directora de Relaciones Institucionales del Colegio de Registradores.

Si en los años de la burbuja inmobiliaria lo más común era ver operaciones de compraventa en un corto plazo, menos de cinco años, la tendencia se dio la vuelta en 2010 y año a año se sigue confirmando que los españoles se lo piensan cada vez más para poner su casa en el mercado, aumentado el porcentaje de viviendas con un tiempo de la propiedad superior a los 10 años.

“Desde 2010, el intenso ajuste del precio de la vivienda y el cambio de expectativas de los propietarios han sido las principales causas de cambio de tendencia. Y pese a que las compraventas y el propio precio han aumentado desde los mínimos de 2013, no se está reflejando en una reducción del periodo medio de posesión”, concretó Corredor. “La rentabilidad para el inversor pasa por la consecución de rentas netas vía alquiler, que está experimentando un notable crecimiento en los últimos años”.

De hecho, las compraventas de casas con un periodo de posesión inferior a los 5 años llegaron a representar más del 55% en 2007, en un escenario marcado por la especulación. Mientras, las viviendas transmitidas con un periodo de posesión superior a 10 años apenas representaban el 20% del total.

En 2016, la tendencia es totalmente la contraría. Más del 80% de las viviendas son transmitidas con más 5 años de propiedad. “El mercado ha ido ganando liquidez, en la medida que el número de compraventas se viene incrementando significativamente, y la financiación hipotecaria vuelve a estar presente activamente en el mercado inmobiliario. Todo ello podría presagiar un cambio de tendencia, pero sin embargo no se está produciendo, afortunadamente”, destacó la directora de Relaciones Institucionales del Colegio de Registradores.

Colegio de Registradores de la Propiedad
Colegio de Registradores de la Propiedad
País Vasco, Extremadura y Cataluña donde más retrasan el cambio de residencia

Vascos, extremeños y catalanes vuelven a ser por segundo año consecutivo los que más se lo piensan a la hora de poner sus casas a la venta. Mientras en Euskadi, el periodo medio de posesión de la vivienda transmitida alcanza los 6.319 días, es decir 17 años y 124 días, aumentando el tiempo de propiedad en 158 días desde 2015.

Extremadura, con 5.509 días, es decir 15 años y 34 días, han incrementado la tenencia de la propiedad residencial en 199 días, mientras Cataluña, con 5.456 días, lo que supone 14 años y 346 días, lo ha ampliado en 157 días.

Por el lado contrario, las comunidades con menores periodos medios de posesión también vuelven a ser La Rioja, Canarias y Murcia, con 3.024 (8 años y 104 días), 4.001 días (10 años y 351 días) y 4.171 días (11 años y 156 días), respectivamente.