Información sobre vivienda y economía

La Zagaleta: así es una de las lujosas mansiones en la urbanización más exclusiva de España

Para poder acceder a la urbanización de La Zagaleta hay que pasar por una de las dos casetas de seguridad que se encuentran en la carretera que une Benahavís con Ronda, en la Costa del Sol de Málaga. Su barrera se levanta para el personal privado y los trabajadores de este complejo de alto standing porque la mayoría de sus multimillonarios vecinos llegan a sus hogares en helicóptero. Descubre cómo es una de sus mansiones, en este complejo privado solo apto para ricos y discretos.

La Zagaleta no conoce de crisis. Desde sus inicios a comienzos de los años 90, la evolución de esta urbanización del alto standing ha caminado a su propio ritmo, sin prisa, pero sin pausa. Con un planteamiento urbanístico exclusivo, con un proyecto de 420 villas, actualmente se encuentra al 50% de su capacidad. Se podrían haber realizado 2.600 viviendas.

Los interesados en vivir aquí pueden optar por construir la mansión de sus sueños o la compra de una villa de lujo para estrenar. El valor medio de sus villas es de 7,5 millones de euros. Mientras la inversión en las villas y parcelas supera los 2.000 millones de euros, que suman una superficie disponible de casi 9 km2.

Una vida de lujo solo para unos pocos elegidos

La Zagaleta se encuentra en la cima de las zonas residenciales más exclusivas de Europa, y del mundo entero. Cuenta con alta seguridad, un campo de golf de 36 hoyos nivel campeonato y un diseño único, servicio de restaurantes y exclusivos para las mansiones.

La reputación de La Zagaleta se la ha ganado año tras año desde sus inicios allá por los años 80. Sus más de 200 propietarios han pasado un ‘proceso de selección’ para poder optar a una de estas viviendas de lujo.

Los rumores no cesan para saber quién vive en una de estas villas. Los gestores de La Zagaleta son muy comedidos con quién se instala en sus casas, tenga el caché que se tenga. Los futbolistas y actores están prácticamente vetados por el seguimiento mediático que tiene.

Se rumorea y se cuenta que Julio Iglesias y Antonio Banderas no ‘pasaron el examen’ de admisión, o que Shakira y la familia Beckham también fueron ‘vetados’ de esta exclusiva propiedad donde prima más la privacidad y la discreción que los ceros de los que puedas alardear en la cuenta corriente.

De finca privada a la urbanización más exclusiva de Europa

Los inicios de La Zagaleta se remontan al empresario de origen saudí, Adnan Khashoggi. Una de las cabezas visibles de esa jet set marbellí de los años 70 y 80, que ostentaba de su riqueza y poderío, dejó tras su caída en desgracia una finca a la venta en una zona de increíble naturaleza y unas vistas impresionantes al mar, que fue la base de lo que ahora se conoce como La Zagaleta.

Antes que Khashoggi, la finca fue propiedad de Henry Roussell, un conocido empresario farmacéutico francés, suegro de Cristina Onassis, heredera del imperio creado por su padre, el armador Aristóteles Onassis.

Con esa leyenda del lujo en sus más altas esferas, comienza el desarrollo de La Zagaleta como destino único, para un público exclusivo. Con esta mansión reconvertida en casa club para los futuros socios, crece la urbanización de la zona.

Enrique Pérez Flores, diplomático, banquero y empresario español, encabezó junto a varios amigos La Zagaleta Group, la empresa que gestiona este complejo de casi 10 millones de m2. Con una inversión directa cercana a los 200 millones de euros en infraestructuras, cuenta con 60 km de carreteras en su red interna.

Los primeros ‘moradores’ de estas lujosas viviendas comenzaron a llegar a comienzos de los 90 de los mercados de más alto ‘standing’ de Suiza y Alemania. España comenzaba a ponerse de moda como destino turístico y lugar para vivir y jugar al golf. De hecho, el prestigioso arquitecto californiano, Bradford Benz fue el autor del campo de golf de La Zagaleta, de 36 hoyos con nivel campeonato.

Durante la primera década del nuevo mileno, los inversores de La Zagaleta invirtieron 20 millones de euros en la construcción de un segundo campo de golf. Llegan los años del boom inmobiliario, y el complejo no quedará exento de una subida de los precios de las casas y la llegada de nuevos propietarios procedentes de la City londinense.

Y mientras el resto del país sufre las consecuencias del estallido de la burbuja inmobiliaria, La Zagaleta se mantiene robusto y continúa con la construcción de nuevas villas. La exclusividad y singularidad del proyecto sigue atrayendo a un tipo de público que no nota la crisis como el común de los mortales.

Durante los peores años de la crisis, la empresa de La Zalageta comenzó a de desarrollar las villas para ofrecerlas a un tipo de cliente que ya busca un producto terminado.

Así se vive en La Zagaleta

Gilmar Gestión Inmobiliaria comercializa ahora una de las últimas viviendas a la venta en esta urbanización de lujo. Esta villa se termino de construir hace un año y tiene 9.500 m2 de parcela, de los que unos 1.800 son construidos. Cuenta con siete dormitorios, nueve baños, zona de servicio, enorme salón principal diáfano dividido varios ambientes, un comedor para 12 comensales, cocina con espacio de estar y salida directa a la piscina de horizonte infinito. El dormitorio principal tiene baño, jacuzzi, gran vestidor, terraza y acceso al jardín.

“El cliente que quiere la Zagaleta busca la exclusividad y la privacidad, quiere pasar desapercibido”, afirma Setareh Mohregi, directora comercial de Gilmar Real Estate en Puerto Banús. "Y contar con una vivienda de lujo con todos los detalles de comodidad, estilo y calidad".

“La casa cuenta con todo tipo de detalles. La han preparado con mucho gusto. La puerta de entrada es de 6 metros de altura, y han contado con una empresa italiana de diseño para los interiores. Y los cuadros de la casa son hechos por un artista ruso que ha pintado los cuadros exclusivamente para la vivienda”, concreta la directora comercial de Gilmar. Su precio de compra es de 8,9 millones de euros.