Información sobre vivienda y economía

Una casa 'low-cost' que parece un balón de fútbol para vivir en el patio de los padres

Conker Living
Conker Living
Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Son muchos los jóvenes que cuando comienzan su andadura en el terreno laboral, perciben un salario demasiado bajo para plantearse un alquiler o una hipoteca o, sencillamente, han tenido que volver a casa de sus padres después de un tiempo de emancipación porque las cosas se torcieron. Independizarse no es tarea fácil, pero a cierta edad vivir en la casa familiar puede convertirse en una frustración tanto para los padres como para los hijos.

Un exingeniero de Rolls Royce, Jag Virdie, está decidido a solventar estos problemas, al menos para ciertos hogares. Su idea: si tu retoño no puede volar del nido, ponle un nido propio en el jardín. Basándose en conceptos como el de la típica casa del árbol, ha desarrollado un nuevo concepto de vivienda, barata y polivalente (también puede servir de oficina, entre otras cosas), que ha bautizado como ‘conker’. Tiene aspecto de balón gigante, la instalación se lleva a cabo en un solo día y cuesta 21.000 libras (algo más de 23.500 euros).

Conker Living
Conker Living

“Hace años diseñé una casa del árbol suspendida para mis hijos, una esfera perfecta que colgaba de un gran árbol en la parte trasera de nuestro jardín y que llamábamos ‘The Conker’ [en inglés, el término puede referirse al mismo tiempo a un tipo de castaña y a un popular juego infantil]”, explica Virdie. “Me preguntaba si podía crearse algo similar que sirviera de vivienda para un estudiante o un joven que está buscando o acaba de encontrar su primer trabajo”.

Ese pensamiento se instaló en su mente tras charlar con unos amigos. “Su hija iba a la universidad en su ciudad natal y había decidido quedarse en casa por razones financieras”, relata. “Querían que tuviera una sensación real de independencia —ir y venir a su gusto, cuidar de sí misma y hacer sus propias tareas del hogar, que no es algo sencillo cuando se comparte algo más que puerta delantera”.

Conker Living
Conker Living

A partir de esas dos fuentes de inspiración, comenzó a diseñar los ‘conkers’, que a la postre distan mucho de la imagen que tenemos de una casa en el árbol. Más bien parecen casas de camping sofisticadas y, de hecho, las dos primeras viviendas que han vendido tendrán precisamente esa función.

Estas casas esféricas miden casi 4 metros de diámetro, que se traducen en 10 metros cuadrados, y es posible acoplar varias para conseguir espacio adicional para una cama de matrimonio, un baño completo, una pequeña cocina, más espacio para la ropa… No en vano, otro de los usos que contempla Virdie es que las ‘conkers’ sirvan de vivienda para las personas mayores que viven con sus hijos pero quieren conservar una cierta independencia.

Conker Living
Conker Living

La versatilidad de las ‘conkers’ se debe a su concepción camaleónica. La empresa adapta el exterior de la vivienda al entorno (puede tener un ‘look’ otoñal, futurista, deportivo…) y el interior a la función que vaya a conferirle el propietario. “Para una oficina hemos diseñado un escritorio de tres metros con cajones y una mesa desplegable”, apunta Virdie. “A día de hoy estoy usando el prototipo como mi oficina y para recibir a las visitas”.

Distinta sería la apariencia si se quiere usar como un taller o un pequeño laboratorio, como una sala de reuniones, como una especie de bar donde citar a los amigos… La lista de posibilidades va tan lejos como la imaginación de los clientes de Conker, ya que el emplazamiento tampoco es un problema. "La base solo requiere cuatro puntos de anclaje al suelo, así que puede colocarse sobre un terreno llano o irregular", afirma el responsable. De hecho, las dos primeras unidades se instalarán en un espacio de acampada de lujo a orillas de un río.

Conker Living
Conker Living

Otra de las virtudes de estas casas con aspecto de balón gigante es que han sido concebidas con la sostenibilidad en mente. No solo están fabricadas con materiales duraderos y ecológicos (aluminio y plástico reciclado), sino que, además, “por la forma esférica de las ‘conkers’, cuando llueve todo el agua resbala por los lados y se puede recoger y almacenar en tanques”, señala Virdie. “Después podría purificarse y reutilizarse en la ducha o la cocina”.

También tiene un sistema para mantener el calor en invierno, ahorrando en sistemas de calefacción, y algunos beneficios derivados de su singular aspecto. “Los potenciales propietarios podrían pensar que no habrá mucha luz del día”, admite el padre de la idea, “pero no se dan cuenta de que tienes una vistas de 360 grados, gracias a su forma, y 200 milímetros de aislamiento que rodean toda la estancia”.

Conker Living
Conker Living

La idea todavía es muy reciente y la andadura empresarial de Virdie acaba de empezar, así que cuesta predecir su éxito. Sobre el papel, al menos para las familias que tienen la suerte de vivir en una casa con jardín (que en España serán bastante menos que en Reino Unido), parece una buena y asequible alternativa para universitarios, jóvenes en paro o con trabajos que no permiten acceder a una vivienda propia. Al fin y al cabo, cada vez son más los que se suman a la llamada ‘generación bumerán’, que vuelve a casa de sus padres tras un paréntesis de independencia.

 

Ver más noticias de: 
Low costCasas low cost