Información sobre vivienda y economía

Ada Colau amenaza a Haibu 4.0 con una multa de un millón de euros si no desvela donde están sus ‘colmenas’

Fuente: Haibu 4.0
Fuente: Haibu 4.0

El Ayuntamiento de Barcelona se cansa de los juegos de Haibu 4.0 y busca poner fin a toda la polémica que rodean los pisos colmena con una multa. La empresa ha recibido un requerimiento del consistorio en el que se le exige que detalle la ubicación exacta de todas las viviendas que tiene repartidas por Barcelona en los próximos días. De no presentar esta documentación, la empresa se podría enfrentar a una multa que podría rondar el millón de euros.

El requerimiento, remitido a Marc Olivé (uno de los fundadores de la compañía), destaca que el Ayuntamiento “ha tenido conocimiento que aparece como responsable de una serie de viviendas colmena en Barcelona que no cumplen con los requisitos mínimos de habitabilidad”. “Hemos detectado que en vuestra web se publicitan 38 viviendas en varias colmenas y, como saben, la normativa vigente nos obliga a tomar medidas al respecto”, sostienen desde el consistorio.

La falta de licencias y los planes de la compañía de poner en marcha 17 colmenas en toda Barcelona ha llevado al ayuntamiento de Ada Colau a dar un ultimátum a Haibu 4.0: “si en los próximos días no se facilita la ubicación exacta de todos estos locales se iniciará un procedimiento sancionador por una infracción muy grave, que conforme al artículo 118 de la LDH, estima una multa de entre 90.001 euros y 900.000 euros”.

“El Ayuntamiento de Barcelona sigue dando palos de ciego y están dejando constancia que prefieren la confrontación en vez de hacer una reunión de dos horas con nosotros”, asegura Olivé. “La semana que viene se termina el plazo, veremos que sucede”, añade el directivo.

Este movimiento por parte del consistorio podría ser el punto y final a la ‘guerra’ que libran desde 2018. Los últimos pasos dados por la compañía, que en septiembre del pasado año comenzó a promocionar y construir pisos colmena en el barrio de Sants de Barcelona, fueron construir 505 pisos colmena más en cuatro ubicaciones de la capital catalana.

La compañía Haibu 4.0 se encuentra ahora llevando a cabo obras en otras cuatro ubicaciones de la ciudad. Olivé admitió a idealista/news el pasado febrero que se estaban haciendo “sin ningún tipo de permiso ni comunicación al Ayuntamiento”.  Una de las colmenas tiene 27 plazas; otra 68; una tercera 35; y un cuarto proyecto es un edificio entero de siete plantas en las que construirán 375 habitáculos.

Además, los planes de Haibu 4.0 también contemplan nuevas colmenas fuera de España. La compañía, tal y como adelantó idealista/news, acaba de poner en marcha sus primeras oficinas en París y ya busca ubicaciones en Washington, en Estados Unidos, con el objetivo de iniciar el desarrollo de su negocio en ambos países.

La compañía abrió el pasado noviembre su oficina en el número 9 de la Rue du 4 Septembre, en pleno centro de París. Según la empresa, esta oficina servirá “para registrar a los primeros colmeneros de la ciudad”. “Estos espacios son la antesala para abrir la colmena, nos sirve para explicar a las autoridades, ciudadanos y medios de comunicación cuál es nuestro objetivo y cómo se ejecutará”, explican desde Haibu 4.0.

Y es que Haibu 4.0 está teniendo más problemas de los esperados en Barcelona para poder llevar a cabo su polémica colmena. El pasado octubre, después de que la compañía rechazara la orden del Ayuntamiento de la ciudad de precintar el local que tiene en el número 114 de la calle Constitución, en el distrito de Sants-Montjuïc, Haibu 4.0 llevó a cabo un recurso contra la vía de hecho por considerar que el Ayuntamiento había actuado fuera de su ámbito de competencia.