Información sobre vivienda y economía

Detalles clave a tener en cuenta antes de comprar una casa (o te arrepentirás para siempre)

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

No todo el mundo puede adquirir una vivienda de obra nueva, aunque ni siquiera estas son perfectas e idóneas para todo el mundo. Conseguir la vivienda de nuestros sueños puede ser difícil, pero encontrar una lo más cercana posible, se puede si se tienen en cuenta algunos aspectos que no puedes dejar pasar.

En una operación de compraventa te fijas en muchas cosas. Lo principal dónde has elegido buscar y el precio por el que se vende. Pero luego hay otros factores importantes que puede hacer que tu vida en es casa sea idílica o un auténtico infierno.

Desde Alfa Inmobiliaria recomiendas fijarse en estos detalles a la hora de comprar nuestra casa. “Hay detalles que un 70% de los compradores pasan por alto, y de lo que luego se arrepienten eternamente”, afirma Jesús Duque, vicepresidente de la red Alfa Inmobiliaria.

Estos son los detalles que no puedes dejar escapar:

  • Calefacción deficiente. Revisa bien el sistema de calefacción de la vivienda. Consulta si es individual o central y, en este caso, prueba la temperatura de los radiadores y averigua el horario y fechas de encendido y apagado. Así estarás seguro de no pasar frio.
  • Presión del agua. La altura de una vivienda, la existencia de cal en las tuberías, o simplemente el hecho de que el calentador esté en mal mantenimiento puede hacer que se reduzca notablemente la presión del agua, especialmente la caliente.
  • Ascensores. Se trata de un elemento de gran importancia en un edificio. “Revisa si existe uno solo, o si son varios, de modo que una avería no suponga un problema para entrar o salir de casa. En el caso de que la vivienda no cuente con ascensor, infórmate de los planes que existen para instalarlo y cómo puede afectarte” recomiendan los expertos de la compañía.
  • Edificios catalogados. Si vas a comprar una vivienda en un edificio de estas características, lo primero es conocer su nivel de protección. Este hecho supondrá que las obras y reformas que necesitemos hacer estén limitadas. 
  • La legalidad del edificio. Si el edificio se encuentra en una situación de infracción urbanística, o fuera de ordenación, debes ser consciente de que la responsabilidad pasará al nuevo comprador. En un futuro, pueden obligarte a reponer la legalidad y pagar todos los gastos que ello suponga.
  • Vecindario. “un vecino problemático, puede hacer muy molesta nuestra vida” afirman desde la compañía. Ya sea por ruidoso, poco respetuosos con las normas o con los bienes comunes, o poco rigurosos con la limpieza, lo mejor es consultar con el presidente de la comunidad y estar seguros de que no habrá sorpresas en este sentido.
  • Seguridad y tráfico en la zona. lo ideal es asesorarse adecuadamente con un profesional experto en la zona, que pueda ayudar a descubrir todos aquellos aspectos que influyen en nuestra calidad de vida.
  • Los expertos recuerdan que lo mejor es visitar la vivienda a distintas horas, tanto en días laborables como en fin de semana, e incluso ir acompañados con un amigo o familiar.