Información sobre vivienda y economía

Barcelona y Nueva York escogen tres propuestas finalistas de su reto sobre VPO 

Fuente: Ayuntamiento de Barcelona
Fuente: Ayuntamiento de Barcelona
Autor: Redacción

Barcelona y Nueva York unen fuerzas para fomentar la búsqueda de soluciones para construir viviendas asequibles. Ambas ciudades han elegido ya los tres finalistas de BCN-NYC Affordable Housing Challenge, entre los que se encuentran uno que flexibiliza los espacios, otro que aprovecha zonas urbanas y un tercero que potencia zonas comunes.

El primer proyecto escogido fue "Elastic Living", del arquitecto austríaco Angelo Roventa. Este diseño consiste en la creación de apartamentos compactos que permiten ampliar o reducir las habitaciones según la necesidad mediante módulos corredores que se separan al girar una palanca o al activar un interruptor.

Los módulos pueden separarse o compactarse en diferentes combinaciones, y así habilitar espacios funcionales a la vez que se deshabilitan otros. El espacio vital se mueve hasta donde se necesita en cada momento.

Por su parte, "CAH y ATRI", colaboración entre la Universidad Nacional de Colombia y el estudio de arquitectura Straddle 3 Barcelona, propone aprovechar los huecos del tejido urbano con la rehabilitación de edificios existentes o construcción de nuevas casas con técnicas económicas, ligeras, adaptables y rápidas de instalar.

La propuesta presentada también puede permitir edificar vivienda con pocos apoyos en el suelo, suspendido en el aire, incluso para renovar sectores deteriorados o infrautilizados en la ciudad, como por ejemplo autopistas, puertos, o estaciones de transporte.

La tercera solución, "Col·lectiu Punt 6 SCCL", ofrece, desde una perspectiva feminista, crear una red de viviendas que implique a personas diversas a compartir servicios e instalaciones comunes con el objetivo de colectivizar el trabajo doméstico, asistencial y comunitario.

“Esta red tendrá el potencial de reducir los costos de vida y de mantener la accesibilidad a la vivienda asequible, protegiendo el derecho de las personas a la vivienda y el derecho a la ciudad”, explicas sus creadores.

El concurso, impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona junto al de Nueva York, tiene el objetivo de encontrar herramientas y tecnologías innovadoras que disminuyan los plazos y costes de construcción de viviendas en zonas urbanas para "hacer más asequible la vivienda", según ha comunicado el Ayuntamiento de Barcelona. Un comité multidisciplinario de expertos evaluó un total de 54 proyectos de 16 países diferentes.

"La falta de vivienda asequible es un reto que tiene un impacto negativo en la inclusión social, la igualdad, la salud y el bienestar de personas, y la sostenibilidad", ha asegurado la municipalidad, que ha remarcado que mediante este concurso "tanto Barcelona como Nueva York están comprometidas a afrontar este reto"