Información sobre vivienda y economía

La compraventa de vivienda firma su mejor arranque de año desde 2008

Autor: Redacción

Las transmisiones de viviendas alcanzaron en febrero las 43.695 operaciones, un 5,3% interanual más, según los datos del INE. En los dos primeros meses de 2019, se registraron 91.340 compraventas, en el mejor comienzo de año desde 2008, cuando estalló la burbuja inmobiliaria. La vivienda usada salva el mercado con cifras similares al boom.

La compraventa de viviendas aumentó un 5,3% interanual en febrero. Ha subido en 10 de los 11 últimos meses, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Por tipo de vivienda, el 20,1% del total de transacciones en febrero son nuevas frente al 79,9% de casas usadas.

Frente a febrero de 2017, las operaciones sobre viviendas nuevas suben un 18,0%, su mayor aumento desde abril de 2018 y las usadas se incrementan un 2,5% interanual.

En los dos primeros meses de 2019, la compraventa de viviendas ha crecido un 2,4%, hasta las 91.340 transacciones. Este dato acumulado supone el mejor arranque desde 2008, el año del estallido de la burbuja inmobiliaria, cuando se vendieron más de 116.000 casas. En estos dos primeros meses la venta de obra nueva  sube un 14,4%, mientras que la usada se ha mantenido prácticamente estable (-0,2%).

Por regiones, las comunidades que presentan mayores incrementos anuales en las compraventas de viviendas en febrero son La Rioja (71%), Galicia (22,6%) y Castilla–La Mancha (21,9%).  Mientras, Canarias (-20,6%), Illes Balears (-12%) y Cantabria (-5,6%) registran las tasas de variación anual más negativas.

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “siempre es una buena noticia que la evolución de las operaciones sea positiva, y desde esa perspectiva el dato de febrero lo es. Aún así, parece que el ritmo de crecimiento se está reduciendo rápidamente: si durante el verano el número de viviendas vendidas en 12 meses crecía al 14%, en febrero ha sido solo del 8,5%, prácticamente la mitad. La suma de la incertidumbre legal con la convocatoria de elecciones parecen haber pospuesto las decisiones de compra, a lo que también parecen unirse los tambores de un parón de la economía española”.