Información sobre vivienda y economía

Hasta 6.000 euros de ayuda pero a un precio por debajo de mercado: así es poner tu piso en la bolsa de alquiler de Barcelona

Fuente: Unsplash
Fuente: Unsplash

Ada Colau ha tenido como máxima desde que tomara las riendas del Ayuntamiento de Barcelona aumentar el parque de vivienda asequible disponible. Si bien es cierto que ha puesto en marcha diversas acciones, lograr sus objetivos no es sencillo sin un empujón. Y ahí es donde entra en juego la Bolsa de Vivienda de Alquiler de Barcelona: una cartera de pisos con propietarios privados con precios asequibles y con garantías por parte del consistorio. Pero, ¿es realmente ventajoso para el arrendador? Ayudas de hasta 6.000 euros, subvenciones en el IBI y en la rehabilitación del activo pero con la condición de poner el piso a un precio inferior al del mercado son alguna de sus claves.

Lo que más llama la atención es que el propietario deberá estipular el precio del piso en cuestión por debajo de mercado. Para poder averiguarlo, deberá consultar el Índice de referencia de precios de alquiler impulsado por la Generalitat de Cataluña. El precio estipulado por zona será el máximo que podrá cobrar el propietario, que tampoco elegirá el inquilino, ya que eso correrá a cargo del Ayuntamiento de Barcelona.

En cuanto a las ventajas reales, el programa de la Bolsa ofrece a los propietarios incentivos económicos por incluir los domicilios en el programa como 1.500 euros en el caso de incluir un piso vacío y hasta 6.000 euros por la liquidación de deudas relacionadas con la vivienda si esta se encuentra en un proceso judicial en el momento de la inclusión.

Los propietarios también reciben una subvención por la rehabilitación de la vivienda, hasta de 20.000 euros, tras valoración técnica del piso y condicionada a la firma del contrato de alquiler. Eso sí, esto conllevará una permanencia de cinco años en la bolsa “ya que se financiaría con recursos públicos y que, por lo tanto, es a fondo perdido” , explican desde el consistorio.

Otro beneficio para los dueños del inmueble es que, a partir del próximo mes de enero, las viviendas de la Bolsa gozarán de una bonificación de un 95% de la cuota del IBI, de acuerdo con la última modificación de la ordenanza fiscal reguladora del impuesto.

Asimismo, los propietarios que incluyan viviendas en la Bolsa tienen una garantía de cobro de la mensualidad en caso de impagos por parte del inquilino, por lo que el programa realiza seguimientos específicos para verificar que el propietario recibe la totalidad del alquiler y también un seguimiento de los inquilinos en caso de incidencia, así como una garantía de mantenimiento gracias a la contratación de un seguro del hogar a todo riesgo sin coste adicional.

Seguridad por sacrificar precio

La Bolsa ofrece servicios de mediación entre dueños y potenciales inquilinos, garantizando el cumplimiento de las condiciones del contrato por parte de ambos, y ofreciendo a las personas que buscan domicilio el acceso a pisos en condiciones de habitabilidad por un precio asequible, por debajo de los precios que marca el mercado.

Las unidades solicitantes recibirán asesoramiento jurídico y técnico para la firma del contrato sin coste adicional y, si es el caso, en la elaboración del acuerdo de resolución del contrato, ya que el propietario podrá abandonar la bolsa cuando quiera, siempre y cuando no haya un contrato en vigor.

Asimismo, el Ayuntamiento de Barcelona, a criterio de los Servicios Sociales, puede ofrecer el financiamiento de la fianza de contratación, el primer mes de alquiler, los honorarios del administrador y ayudas urgentes de pagos de alquiler de hasta tres meses.

La bolsa de viviendas, en números

Según explican desde el Ayuntamiento de Barcelona, la bolsa dispone de 891 contratos vigentes con viviendas de toda la ciudad. En la primera mitad de 2019 se firmaron 70 nuevos contratos, de los cuales 62 son pisos que se han incluido en la bolsa este mismo año, el resto se habían incorporado con anterioridad y estaban pendientes de finalizar sus respectivos procesos de reforma.

En 2018 se inscribieron 165 pisos y se firmaron 191 contratos, mientras que en 2017 la bolsa registró la inclusión de 226 nuevos pisos y la firma de 184 contratos nuevos de alquiler. Actualmente los distritos de la ciudad con más pisos en la bolsa son Nou Barris, Horta-Guinardó, Sant Martí y Sants-Montjuïc.

Etiquetas
Barcelona