Información sobre vivienda y economía

Las casas prefabricadas de Ada Colau empiezan a instalarse en Barcelona

Aprop
Aprop
Autor: Redacción

Ada Colau da el pistoletazo de salida de uno de sus proyectos que pretendía agilizar la construcción de vivienda social para hacer frente a la emergencia habitacional de la capital catalana, aunque con un poco de retraso. La alcaldesa, que anunció en febrero de 2018 esta solución, ya ha empezado a instalar los primeros contenedores cerca de La Rambla. En total serán 12 viviendas que no estarán a pleno rendimiento hasta enero.

El proyecto inicial pasa por construir 92 viviendas asequibles. Los impulsores del proyecto APROP (Alojamiento de Proximidad Provisionales) pretendían instalar 40 pisos diseñados con antiguos contenedores marítimos en la plaza de las Glòries, otros 40 en Can Batlló y 12 más en la calle Nou de Sant Francesc. Estos últimos son los que iniciarán hoy su construcción.

Según fuentes del consistorio, el pasado viernes se colocaron la base donde se asentarán los contenedores que se instalarán durante esta semana. En total se instalarán 16 contenedores que formarán los ocho alojamientos de 30 m2 y cuatro de 60 m2.

El Ayuntamiento de Barcelona pretende reducir al máximo la lista de los vecinos que necesitan urgentemente una vivienda social, que actualmente es de más de un millar de personas.

Cómo son

Según han explicado David Juárez, uno de los arquitectos de la firma Straddle3, a El País, los pisos están hechos de un material mucho más resistente que una vivienda normal, ya que tienen que mantener la suficiente rigidez como para soportar la carga y descarga del vehículo que los traslada desde la fábrica.

Además, según el estudio, se han incorporado las instalaciones, colocado suelos radiantes y pladur antifuego. Toda la promoción es desmontable, se puede trasladar a otro lugar y recuperar y reutilizar con criterios ecológicos.

Si bien son una solución, los alojamientos podrán ser ocupados durante cinco años, pero no está previsto que sean una vivienda definitiva sino un lugar de paso hasta que se entregue un piso a cada unidad de convivencia.

Etiquetas
Ada Colau