Información sobre vivienda y economía

Cruce de propuestas en el Gobierno para las ayudas a los inquilinos por el coronavirus

Los planes de PSOE y Podemos chocan entre una moratoria o una suspensión de las rentas

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

En el próximo Consejo de Ministros, el Gobierno de Pedro Sánchez pretende llevar un paquete de ayudas para los inquilinos más vulnerables que lo estén pasando peor como consecuencia de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. A las medidas planteadas por el núcleo de Podemos en el Ejecutivo, aparecen ahora los distintos borrados de los ministerios a cargo de los pesos pesados del PSOE: Mitma, Economía y Hacienda.

El borrador propuesto por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, al que ha tenido acceso eldiario.es propone un aplazamiento de las rentas del alquiler durante un máximo de cuatro meses para todos aquellos inquilinos en situación de vulnerabilidad.

Esta cantidad aplazada se prorratearía en los siguientes meses según el plazo que acuerden arrendador y arrendatario, pero no puede superar los 12 meses.

Esta medida afectará, por un lado, a las empresas públicas y privadas de alquiler, y a los grandes tenedores, aún sin especificar su serán los propietarios de ocho o 10 viviendas. Por otro lado, también afectará a los propietarios particulares con la idea de que no pierdan ingresos.

Otra de las medidas que contempla el borrador es la de ofrecer una línea de créditos para los inquilinos vulnerables avalada por el Estado, con un plazo más largo a esos 12 meses, que acabarían en ayudas públicas al alquiler.

Otra de las propuestas que se manejan y a la que ha tenido acceso El País es la de ofrecer créditos sin intereses a los inquilinos a devolver en seis años.

Podemos plantea la suspensión de los alquileres

El bloque de Podemos en el Ejecutivo ya planteó la semana pasada la suspensión durante dos meses prorrogables del pago de los alquileres, tanto de viviendas como de locales y oficinas, para los inquilinos en situación de vulnerabilidad, y sin tener en cuenta al tipo de propietario.

Para los arrendadores, por tanto, se ofrecería una compensación económica gradual, que podría oscilar entre el 100% de la cuantía en el caso de un propietario de uno o dos inmuebles, a solo de un 5% para los grandes tenedores o aquellos que posean más de ocho inmuebles alquilados.

La iniciativa incluye la duración de dicha suspensión del pago del alquiler: durante los próximos dos meses, prorrogable al mes siguiente una vez finalice el estado de alarma.

Además, todos aquellos contratos que finalicen durante la vigencia del estado de alarma podrán ser prorrogados tres meses automáticamente.