Información sobre vivienda y economía

Okupan la vivienda de una sanitaria durante el estado de alarma

Creative commons
Creative commons
Autor: Redacción

Pilar Damián, que trabaja como matrona en un centro de salud de Reus (Tarragona), ha sufrido en sus propias carnes la ocupación ilegal de su vivienda situada en Vic. El okupa aprovechó que ella estaba desplazada en Reus por trabajo para asaltar la casa de Vic, que está a la venta. En pleno estado de alarma Pilar no pudo visitar la casa, así que en mayo llamó a la agencia inmobiliaria para que fuera a echar un vistazo y la sorpresa fue que no podían entrar porque el okupa había cambiado la cerradura.

Esta matrona cuenta a Cadena Ser que por motivos de trabajo se ha tenido que mudar a Reus, por lo que ha puesto a la venta su vivienda de Vic. Y que cuando quiso dar una vuelta por la casa para ver cómo estaba ya se había declarado el estado de alarma. Por eso, hasta el 22 de mayo no se acercó el profesional de una agencia inmobiliaria. Y cuando lo hizo no puedo entrar porque el okupa había cambiado la cerradura.

Pilar cuenta a Cadena Ser que llamó a la policía y que cuando entraron en la casa el okupa estaba sentado en el sofá y les dijo que no se movía de allí. “La Policía dice que nos vayamos porque, si no, podríamos tener problemas nosotros. Y que pongamos una denuncia. Yo, la verdad, en principio pensé que sería rápido", ha detallado a Cadena Ser.

La matrona asegura que el okupa tiene experiencia asaltando ilegalmente casas, ya que a la semana de okupar la vivienda ya tenía una abogada de oficio y había contratado fibra para poder empadronarse. Recuerda que ya ha pasado más de un mes de la ocupación que ahora están en manos de los abogados que ya le han recordado que desokupar el piso no es algo rápido, ya que se tarda de media entre siete meses y un año o más. A esto se suma que no hay ningún seguro que cubra la ocupación ilegal.

Carmen Giménez, abogada titular del despacho G&G Abogados, recomienda evitar ir a la policía y acudir directamente a la vía civil porque es más efectiva. En concreto, recomienda interponer demanda de desahucio por precario por lo civil. Ir por lo penal lleva más tiempo por los diferentes juzgados que intervienen: primero el de Instrucción, que es el que investiga, y luego, el penal, que es el que juzga.

Por otro lado, han surgido empresas que se dedican a desalojar a los okupas y así se evita la vía judicial. Este tipo de empresas llevan acabo desokupaciones desde los 500 euros. Se basan en el control de acceso y para ello usan a vigilantes de seguridad y perros adiestrados, para evitar el conflicto con el okupa y la coacción. Así, trabajan legalmente.